0 elementos

Johannesburgo, conocida como Jo’burg, representa una dicotomía de la cultura, como gran parte de África y especialmente en Sudáfrica. A pesar de las diferencias, siempre resulta interesante visitar una metrópolis llena de historia, y de lugares que han sido testigos de tantos titulares, que hemos visto en las noticias. Gracias a la Copa del mundo de fútbol del 2010, la ciudad fue renovada por zonas, y ahora resulta una ciudad en general agradable y lejos de las advertencias que me habían hecho antes de viajar, me sentí bien y sin problemas (como en todas las metrópolis, no salgo de noche sin estar acompañada, ni a barrios que no me hayan comentado en el hotel que es seguro).
En este link podéis leer mis propuestas de hoteles en Johannesburgo
Web oficial de turismo Johannesburgo
Mapa interactivo de Johannesburgo en este link
Podéis ver mis fotos de Johannesburgo en este link
Podéis ver #GraupixJohannesburg en mis diferentes redes sociales para más fotos y comentarios
La ciudad fue fundada en 1886, a raíz del descubrimiento de un filón de oro, lo que hizo que en el plazo de pocos años, lo que era un pequeño asentamiento, diera paso a una ciudad inmensa y con un crecimiento no reglado ni organizado. Por muchas zonas, seguimos viendo todavía el testimonio de las torres de esas minas de oro minas abandonadas y que han configurado a la ciudad con un subsuelo todo agujereado.

Johannesburgo es una ciudad de grandes dimensiones y con poco transporte público -el más extenso son las furgonetas-. Por cierto, la mejor manera de llegar del aeropuerto a la ciudad (a Sandton) es en tren con Gautrain, y para movernos, sin duda, utilizad Uber, como siempre eficaz y bien de precio.
No existe aglomeración de edificios por lo que no tuve la sensación de estar en una metrópolis enorme, sino más bien en ciudad extensa e inmensa con edificios esparcidos unidos por parques. El verde es el color predominante.
Por cierto, el árbol Jacaranda florece entre Octubre y Noviembre y tiñe de un espectacular manto lila toda la ciudad.

La mejor manera de ver la ciudad como turista, es el Red Bus: siempre que llego a una ciudad por primera vez, tomo el bus turístico para hacerme una idea de lo qué me ofrece la ciudad. El Red Bus de Joburg tiene dos líneas, le verde y al roja, hice el recorrido de ambas, con una excursión extra a Soweto. Realmente muy recomendable.
Nota de interés: la mayoría de museos o lugares de interés cierran a las 4 o 5 de la tarde. Vigilad con este dato importante.

Constitution Hill es uno de los must visit de la ciudad. Es allí precisamente donde se cruzan la línea verde y la roja del Red Bus.
El sitio es una antigua prisión y fortaleza militar que representa el pasado turbulento de Sudáfrica y, hoy en día, es la sede de la corte constitucional del país, que respalda los derechos de todos los ciudadanos.

Sandton es el barrio más nuevo de la ciudad, la zona de negocios que aglutina a rascacielos, grandes empresas y centros comerciales de lujo. Poco hay que ver, pero si nos gusta este tipo de arquitectura y de visitas, podemos pasearnos por él. Nada que no exista en toda gran ciudad.

Apartheid Museum yo no pude visitarlo por falta de tiempo, pero sin duda, es uno de los museos que se tienen que visitar durante nuestra estancia en Johannesburgo. En él podremos conocer la historia del país con el nacimiento y la caída del Apartheid.
Maboneng Precinct es el barrio más bohemio y cool. Si os gusta el arte, podéis hacer un recorrido de casas reconvertidas en galerías de arte con MabonengTampoco me dió tiempo pero está en mi bucketlist para mi próxima visita.
– Los sábados no perderse el Neighbourgoods Market, el mercado más hípster de la ciudad.
La visita a Johannesburgo es incompleta si no se visita Soweto. En él, South Western Township viven más de 3 millones de personas, y es el símbolo del apartheid, de la lucha por el reconocimiento de los derechos de los negros, que son la mayoría.

Cosas a ver en Soweto:

Soccer City (FNB Stadium) protagonista de diversos partidos en el Mundial 2010

Orlando/Soweto Towers son el testimonio de dos antiguas torres de una central eléctrica de carbón que han sido pintadas totalmente por graffitis, una de las torres representa escenas e imágenes de la cultura del municipio y la otra está pintada con la imagen corporativa del Banco FNB.

– Vilakazi Street, también conocida por ser la calle con más premios Nobel del Mundo, pues en ella se encuentra la casa donde vivió Nelson Mandela con su primera mujer, y tan sólo a pocos metros, la del arzobispo anglicano Desmond Tutu.
Hector Pieterson Memorial y Museo conmemora el papel de los estudiantes en la lucha contra el apartheid y, en particular el papel desempeñado por los escolares que participaron en las protestas de Soweto de 1976, muchos de los cuales recibieron disparos, siendo Hector Pieterson el más joven que murió en esas protestas
Sorprendentemente en Soweto podemos incluso encontrar casas opulentes –según el guía pertenecen a la nueva clase social negra que ha ascendido- y en su gran mayoría a sencillas o paupérrimas chabolas.

Si se quieren hacer itinerarios a pie por Soweto, o incluso otras opciones como descubrir la ciudad judía, o recorrer los murales (Street art), recomiendo Soweto Tours o Past ExperiencesYo no los he utilizado para amigos míos sí.
En resumen Johannesburgo es una ciudad prescindible, no es un destino per se, no me gustó en especial porque no tiene un centro concreto, ni calles por las que pasear tranquilamente, pero siempre es una experiencia interesante conocer una ciudad con su historia y su presente. La mayoría de gente se mueve en coche de casa al lugar de trabajo y de vuelta o al centro comercial. Pero quiero destacar, que estoy segura que si tenemos que visitar Sudáfrica y recalamos en Jo’burg, os recomiendo que superéis los prejuicios y disfrutad de esta interesante ciudad.

Si os pasa como a mi, que no tenía tiempo material para disfrutar de un safari, os propongo visitar:
Lion & Safari Park, a tan sólo 45′ de Sandton. Allí podemos ver jirafas, cebras, leones y otros animales en su «hábitat natural». Para los oriundos de la zona Cataluña o Aragón o Norte de Comunidad Valenciana, les sonará el desmantelado Río León Safari, pues es algo similar. Está bien organizado y es una buena manera de pensar que hemos hecho un fake de safari.

En la zona de Rosenbank encontraréis varias galerías de arte:
Kim Sacks Gallery perteneciente a la ceramista del mismo nombre. Cerámica, tejidos, joyería, arte tribal, en un entorno muy chic. Sin duda, si os gusta comprar arte, este es el sitio al que tenéis que ir.

David Krut Projects: es una pequeña galería que empezó con el negocio de la impresión. Básicamente se dedica a la impresión y distribución de libros de arte africano, pero ha ido evolucionando, e incluso organizan workshops de arte.

Yo no llegué a visitarlos, pero seguro que son interesantes el Museo de Diseño Africano y el Johannesburg Art Gallery especialmente si el diseño y el arte os interesan.