Mi selección de hoteles en Düsseldorf

La ciudad de Düsseldorf es protagonista de mis recuerdos de estudiante. De cuando vivía en Leverkusen: de día estudiaba en Colonia y de noche salía de marcha por la Altstadt –el casco antiguo- de Düsseldorf.
La Messe Düsseldorf -la feria- juega también un papel muy importante en mi memoria de esa época: para mantenerme, trabajaba en ferias como intérprete para empresas americanas, españolas, italianas, etc. Y conservo muy buenos amigos de esos años. 
Düsseldorf es el centro económico de Alemania y una potente ciudad de servicios: aquí se encuentra la sede de más de tres mil compañías (entre ellas la sede mundial de la multinacional Henkel). Tras su destrucción durante la segunda guerra mundial, la ciudad no ha dejado de reconstruirse: pasaron de levantar el antiguo casco histórico a regenerar completamente el antiguo puerto y convertirlo en la zona más vanguardista de la ciudad: el Medienhafen.

En España conocemos la ciudad esencialmente por su feria, especialmente con algunos salones de temas industriales y del sector moda; por su marcha en la Altstadt, y por su elegantísima columna vertebral que es la Königsallée –“” para los locales-. La ciudad fue bautizada como pequeño París después de que Napoleón conquistara la ciudad y paseara por el boulevard Noviembre de 1811. Pero Düsseldorf va mucho más allá: es sede de centrales de banco publicidad, telecomunicaciones, es la capital de NRW-Renania del Norte – Westfalia y una de las ciudades más ricas de Alemania. El río Rin vertebra la ciudad y sus alrededores, que desde el avión se visualizan en un color verde intenso. 

Después de tantos años yendo a Düsseldorf para estar con amigos y salir con ellos, por fin puedo compartir mi selección de hoteles de la ciudad:
- Breidenbacher Hof, un Capella Hotel: el legendario hotel es uno de los mejores de Europa. Fue reabierto en el año 2008 bajo la marca Capella, después de estar varios años cerrado y después de ser totalmente restructurado, y ahora es el estandarte de refinamiento y elegancia. Es un clásico que no pasa de moda. Situado en la Königsallée y a dos pasos del casco antiguo, combina todas las modernidades tecnológicas que necesitamos, con un edificio histórico icono en la ciudad, rico en tradición y patrimonio del pasado.
Flores frescas perfectas presiden la elegantísima llegada al hotel, y sólo los huéspedes tienen acceso al Capella Living Room, una sala, donde siempre hay a modo de salita, una librería con bar, bebidas y snacks a disposición. El servicio es espectacular y los empleados se desviven para atender al viajero. Yo tuve varias preguntas y todo fue solucionado felizmente. En la planta 9, la royal, es la última que han redecorado, y todas las camas King, se transforman en dos camas a petición del huésped. Allí me alojé en una suite magnífica
El hotel cuenta con 85 habitaciones, donde la estándard mide 41m2 y las 21 suites entre 76 y 400m2. La suite presidencial cuenta con uno de los baños más espectaculares que he visto nunca, incluyendo una lámpara Swarovski, linkar aquí para ver mi video.
Tres salas de reuniones, especialmente pensadas para encuentros de juntas directivas, elegantes y discretas.
Dos clínicas privadas están conectadas con el hotel para ofrecer los mejores tratamientos preventivos o estéticos a aquells huéspedes que lo deseen: Preventicum y Clinic of Medical Experts.
Mi parte preferida es la zona de la piscina interna, elegante, discreta y muy chic donde también pude disfrutar de la zona de aguas. Adyacente tiene un gimnasio y el coqueto Beauty Lounge.
El desayuno tiene lugar en la preciosa Brasserie 1806, donde a parte de disponer de una amplísima oferta, el chef va pasando con comida recién salida de la cocina.
Para ver mis fotos de Breidenbacher Hof linkar aquí
Para ver mi video de Breidenbacher Hof linkar aquí

- Hyatt Regency Düsseldorf: Es el hotel de lujo más nuevo de la ciudad. Su impresionante edificio es protagonista de miles de fotos en Instagram. Situado en el Medienhafen destaca a los lejos por su futurista forma. El hotel abierto en Diciembre de 2010 cuenta con 303 habitaciones de las cuales 13 son suites. La standard mide 31m2 y las Deluxe entre 36 y 40m2. Todas con una decoración contemporánea de maderas y tonos más bien oscuros y grandes ventanales con vistas al MedienHafen.  
El hotel cuenta con el restaurante DOX, cuyo brunch es muy famoso, un sushi bar y una terraza a lo largo del Rin muy concurrida. Perfecta para tomar copas en las noches de verano.
Me encanta su arquitectura en todos los rincones del hotel.
Mi parte preferida es el Rive Spa que cuenta con una zona de aguas espectacular.
Para ver mis fotos de Hyatt Regency Düsseldorf linkar aquí

- Innside by Melià Düsseldorf Hafen: Abierto en Septiembre del 2013, el hotel se ha convertido en un símbolo de la zona del puerto, del Medienhafen. De hecho, a los arquitectos se les dijo que pusieran un toque marítimo a los proyectos que estaban diseñando, y el impresionante edificio del Innside está coronado por un saliente a modo de trampolín de piscina. Que es la zona donde está ubicado su The VIEW SkyLounge& Bar en la planta 16.
Su distintiva fachada de 2.000 paneles de vidrio de color perfecto para Instagram.
Dispone de 134 habitaciones que ocupan diez pisos del edificio diseñado por Will Alsop http://www.all-worldwide.com/ . Las habitaciones son amplias y el blanco predomina como elemento decorativo en todas las habitaciones. El baño está a la vista en la mayoría de las habitaciones y el mini bar está incluido. Mi habitación era una deluxe muy amplia y de esquina con grandes ventanales con vistas únicas de la zona del Medienhafen.
En la planta 5ª cuentan con un pequeño gimnasio y una zona de saunas y relax.
El desayuno en la planta 16 es espectacular, a parte de ofrecer todo tipo de comida, las vistas son perfectas. De hecho, el bar The VIEW SkyLounge& Bar es muy concurrido de noche
Todos los empleados amabilísimos, y muchos hablan español.
Para ver mis fotos de Innside by Melià Düsseldorf Hafen linkar aquí
Para ver mi video de Innside by Melià Düsseldorf Hafen linkar aquí

- De Medici Düsseldorf: Ubicado en el corazón de la ciudad vieja, y en un edificio que antiguamente había sido un monasterio, un museo y sede del gobierno, es desde Marzo del 2015 un precioso hotel de lujo. Se accede al hotel en un encantador patio ajardinado y cuando se entra en el edificio principal el impacto es grande, pues el techo está todo rehecho con estuco dorado. Precioso.
Cuenta con 170 habitaciones –la estándar mide 16m2- y 58 apartamentos. Todas sus zonas públicas son espectaculares en decoración palaciega. La decoración de las habitaciones es más discreta y con un gusto un tanto extraño.
El cigar lounge cuenta con la colección privada de pipas del propietario, y podemos ver otras colecciones como las de las espadas o lanzas por los pasillos del hotel.
Dispone de un bonito gimnasio y un pequeño spa.
Para ver mis fotos de De Medici Düsseldorf linkar aquí

- Intercontinental Düsseldorf: Se encuentra en la Königsallée, rodeado de tiendas de lujo. El hotel abierto en 2005 dispone de 287 habitaciones incluyendo 34 suites –los baños fueron reformados en 2010-. Las habitaciones standard miden 32m2 y sus dos suites principales, la Presidential Suite y la Lifestyle Suite 168m2. Pude visitar la Lifestyle que es espectacular con una gran terraza y una decoración contemporánea con inspiraciones en el continente africano que nada tiene que ver con el resto del hotel de tono más clásico.
Adyacente al hotel hay un gran gimnasio Holmes Health Club con spa, enorme gimnasio y piscina, que los huéspedes pueden disfrutar.
El hotel es también un buen lugar para organizar convenciones, su sala principal cuenta con 750m2 y además de 14 salas más pequeñas
Es muy espectacular su gran techo transparente a modo de atrio que preside toda la zona central donde está el restaurante y la recepción. De las paredes de este “Artist Wall” cuelgan los cuadros de conocidos artistas, poetas o escritores que tienen relación con la ciudad. Éstos también se encuentran en los pasillos al salir del ascensor en cada planta.
El Club Lounge es la zona donde se pueden dirigir los huéspedes que paguen la tarifa para este tipo de habitaciones y degustar bebidas y comida durante todo el día, y servicio personalizado.
El brunch del hotel es muy concurrido los domingos, yo lo he probado más de una vez, espectacular.
Para ver mis fotos del Intercontinental Düsseldorf linkar aquí

- Steigenberger Park Hotel: con su fantástica ubicación en la Königsallée, el histórico edificio está completamente reformado por dentro. Sus 130 habitaciones están lujosamente decoradas, con techos altos y todas las comodidades que necesitamos. Las habitaciones individuales miden sólo 12m2 y las Deluxe entre 19 y 22m2. Las Gran Deluxe son mis preferidas, entre 30 y 45m2.
En la planta baja, dispone del Steigenberger Eck, un clásico para disfrutar de la Königsallée desde este rincón privilegiados. Fantástica su carta de champagnes.
Dispone de un bonito spa y gimnasio.
Para ver mis fotos de Steigenberger Park Hotel linkar aquí

- Indigo Düsseldorf: La característica de los hoteles Indigo es que aunque pertenecen a una cadena internacional, cada uno es diferente y su diseño siempre es espectacular. De hecho, cuando se llega al Indigo Düsseldorf, el edificio no es nada del otro mundo, de hecho hasta 2013 albergaba otro hotel. Fue totalmente transformado en su interior y ahora paga tributo a la moda, es el motor de toda la decoración.
Cada planta está dedicada a una década diferente de la moda.
Dispone de 126 acogedoras habitaciones, la standard mide 23m2 y las dos suites 54m2 cada una. Dispone de gimnasio y un centro de fisioterapia adyacente que los huéspedes pueden usar.
Podemos disfrutar de la terraza con jardín interior, agradabilísima y todo un oasis de tranquilidad.
No está en el centro histórico de la ciudad pero muy bien comunicado en metro.
Para ver mis fotos del Indigo Düsseldorf linkar aquí

- The Fritz Hotel: Este precioso hotel diseñado por la holandesa Vivian van Schaagen, http://www.byviv.com/Vivian-van-Schagen fue abierto en Octubre de 2016, ubicado en el corazón de la ciudad, al lado de la famosa Königsallée. Su restaurante Fritz Frau Franzi ya ha ganado muchos adeptos por su cocina de autor internacional con detalles experimentales.
Cuenta con 31 habitaciones de las cuales dos tienen bañera. Todas ellas de decoración chic y elegante, minibar gratuito y cómodas camas. El tamaño de la habitación es justo pero acogedora y llena de detalles.
No dispone de aire acondicionado.
No cuenta con spa, sauna, piscina, etc. Es un boutique hotel encantador. Precios a partir de 141€ y desayuno 18€
Para ver mis fotos de The Fritz Hotel linkar aquí

- Max Brown MidtownTras el éxito de los dos primeros hoteles de Max Brown en Amsterdam y en Berlin, la compañía holandesa ha abierto en Düsseldorf. Inaugurado en Agosto de 2016  redecorando completamente un antiguo hotel, el Max Brown llama la atención por su diseño desenfadado con aires setenteros por el diseñador israelí Saar Zafrir
Ubicado en el corazón del famoso barrio japonés y cerca de la estación central. De hecho, justo cruzando la calle enfrente del Max Brown hay una pastelería japonesa muy famosa y deliciosa. Todo casero.
El hotel es perfecto para los amantes de los detalles y de los hoteles diferentes: Su recepción y bar comparten barra, así mismo con una pequeña tienda donde venden toda la decoración del hotel y hace de maxi bar, es decir: no hay mini bar en las habitaciones y lo que se quiera consumir se consigue en la barra. Un gran billar preside la sala.
El desayuno está incluido, y no hay restaurante. Presumen de tener los mejores consejos para conocer Düsseldorf como un habitante local
Disponen de cuatro tipos de habitaciones, la más pequeña “Tiny” de 10m2 (sí realmente en 10m2 cabe todo lo que necesitamos, aunque advierto a los que, como yo, viajen con equipaje maxi, no caben), “Small”, “Medium” y “Large”, la mayor, que mide 23m2. Como la vida se hace en la ciudad con los mejores consejos, no se necesita más espacio para dormir.  Sus toiletries Dead Clean están fabricadas en Amsterdam con agua el Mar Muerto
No dispone de aire acondicionado. No cuenta con spa, sauna, piscina, etc.
Precios a partir de 80€ la más pequeña y 250€ la mayor. Desayuno incluido.
Para ver mis fotos de Max Brown Midtown linkar aquí

- Friends Hotel: Abierto a finales de 2016, está ubicado sólo a 350 metros de la estación central, este hotel era antiguamente un supermercado. Entrar en la planta baja del hotel, con todas las paredes negras, es hacer un viaje en el tiempo, a las escuelas de los años 70, con pupitres, potro, un colmado, sofás del mercado de las pulgas, etc. Toda esta planta tiene una inspiración de garaje, incluso dispone de un pequeño escenario. Todo está pensado para ser centro de reunión social y divertimento.
Sus 42 habitaciones oscilan entre los 20 y los 40m2. Sus baños son muy pequeños pero sus habitaciones muy bien pensadas, y con muchos elementos de teatro, o diseño sin más objetivo que la decoración. En general son de tonos oscuros. 
En su parte más baja, el antiguo almacén del supermercado, han ubicado un espacio para creadores a modo de galería de arte.
Y en la primer planta, disponen de una zona de creatividad con su cocina y sala de presentaciones de diseño moderno y contemporáneo.
No dispone de aire acondicionado. No cuenta con spa, sauna, piscina, etc.
Los precios empiezan a partir de los 89€ y 15€ del desayuno.
Para ver mis fotos de Friends hotel linkar aquí

En los últimos años además, han mejorado toda la orilla del río Rin en un paseo fantástico, se puede pasear desde el centro a la zona del Medienhafen: la zona del antiguo puerto reformado y todo un un showroom de arquitectura de vanguardia internacional. Desde 1999, los tres edificios del arquitecto americano Frank Gehry se han convertido en un emblema de Düsseldorf, y no dejan de impresionar con sus inclinadas paredes y torres. Con el tiempo se han ido sumando restaurantes y bares, así como cines, y lo que un principio fue un barrio de oficinas se ha convertido hoy en una auténtica zona de ocio de moda.

En uno de los tres edificios de Gehry pude desgustar una comida deliciosa en uno de los restaurantes de moda especializados en marisco: MeerBar. Ni que sea para tomar algo, su terraza es el sitio para ver y ser visto.