Mi selección de hoteles en Gran Canaria

Gran Canaria se asocia a sol y vacaciones, y eso es una buena parte de lo que es, y además lo hacen muy bien. Fueron pioneros en España en ofrecer paquetes turísticos atractivos, muy pensados para el cliente internacional. Y por eso está llena de instalaciones y soluciones pensadas para los viajeros, especialmente para aquellos nórdicos que huyen de un largo invierno -por eso la media de estancia es de 2 semanas- ¡Quién pudiera disfrutar con calma, dos semanas en Gran Canaria!

Además por su clima templado durante todo el año, por la propiedad de sus aguas minerales es el lugar ideal para poder tratarse enfermedades pulmonares. En sí mismo la isla, es un pequeño continente, podemos pasar de 25 grados en invierno en el sur en la zona de Maspalomas, a 5 grados en el centro de la isla en su punto más alto en Roque Nublo. Mi propuesta es no quedarse en una sola zona y recorrer un par mínimo. Cambiar y explorar. Yo he recorrido la isla, y he podido disfrutar de varios hoteles.
Web oficial del Patronato de Turismo de Gran Canaria linkar aquí
Web oficial del Patronato de Turismo de Las Palmas linkar aquí
Para ver mis fotos de Gran Canaria linkar aquí

He aquí mi selección de hoteles en Gran Canaria
En el Sur, zona de Salobre:
Sheraton Gran Canaria Salobre Golf Resort 
es mi hotel favorito, está situado en el lugar perfecto para mejorar el swing y relajarse: dispone de un campo de golf de 36 hoyos y está no lejos de la costa. Por encima de todo destaca su arquitectura integrada en el paisaje, enclavada en un entorno totalmente natural, donde la premisa era su integración en el paisaje desértico y que la creación de espacios evocaran la sensación de intimidad que podría conseguirse en un hotel boutique, es por eso, que a pesar de sus 313 habitaciones que recorren la montaña dispersas en piezas que se quiebran creando espacios libres, solariums y siete piscinas en distintos niveles (mi preferida la más alta con sus camas balinesas), se siente como muy integrado.
Mi zona favorita del hotel, como no, es Aloe Wellness, la zona del spa donde la planta del aloe vera, tan característica de la isla, protagoniza muchos de los tratamientos. Además disponen de baño turco, sauna, cabina de oxigenoterapia, zonas de relajación y una piscina con vistas.
El golf es el deporte rey, pero Sheraton Gran Canaria ofrece muchísimas actividades dedicadas al bienestar: yoga, nordic walking, etc, incluso en la playa de Maspalomas el hotel dispone de su propia zona que incluye un transporte gratuito desde el hotel.
Para ver mis fotos de Sheraton Gran Canaria linkar aquí

En el Sur, zona de Maspalomas:
- Lopesan Villa del Conde
, se configura como un pequeño pueblo tradicional canario abierto al Atlántico, con espacios elegantes que sumergen al visitante en la cultura y las tradiciones de Canarias, en un ambiente único. Fue creado con materiales de primera calidad, como la piedra de cantería, mármoles o maderas nobles, y se distribuye en el espacio en forma de una gran ‘C’ abierta al océano. El hotel posee todos los elementos arquitectónicos propios de los pueblos más hermosos de Canarias, con su plaza central, su iglesia neoclásica y las habitaciones, distribuidas estratégicamente por todo el complejo turístico en forma de villas señoriales. Ofrece 561 habitaciones, de las que 40 son suites. Están situadas en edificaciones de formas y colores diferentes, diseñadas al modo de las viviendas típicas canarias.
Mi parte favorita es el Corallium Thalasso Villa del Conde, el Spa situado al borde del mar ofrece un circuito de talasoterapia a través de espacios modernos y piscinas de agua de mar, además de tratamientos de salud y belleza de lujo, sin duda uno de los mejores que he visto en España. Además el hotel cuenta con cinco piscinas espectaculares
Dispone de acceso directo a la playa.
Para ver mis fotos de Lopesan Villa del Conde linkar aquí

- Lopesan Baobab es un magnífico resort totalmente inspirado en Africa. Su arquitectura y colores nos evocan el continente africano. Lo más espectacular son sus 11 piscinas, quizás lo difícil es encontrar un rincón de tranquilidad, pues está muy enfocado a familias y al concepto de total de vacaciones con actividades non stop. Sus 677 habitaciones son amplias y agradables, de decoración más bien austera.
No dispone de spa, pero está justo enfrente del Lopesan Costa Meloneras que dispone de un gran centro de wellness. No tiene acceso directo a la playa.
Para ver mis fotos de Lopesan Baobab linkar aquí

- Seaside Palm Beach, el hotel está ubicado enfrente de la enorme playa de Maspalomas y con vistas perfectas de las famosas dunas. La salida del sol desde mi habitación era espectacular cada mañana. El hotel pertenece a Design Hotels, y su decoración es muy colorida y un tanto vintage: El arquitecto y diseñador Alberto Pinto es el creador del espacio que navega con acierto entre las últimas tendencias y el refinado estilo retro de los años 70. El resultado: un juego de colores y formas geométricas que conforman un ecléctico y agradable conjunto en el que cualquier detalle cobra importancia.
Sus 328 habitaciones son amplias, de tonos blancos y turquesas y con amenidades de L’Occitane. Todo muy armónico y confortable, realmente recomendable.
Sus jardines con palmeras y cinco piscinas, lo convierten en el hotel perfecto para desconectar y disfrutar del magnífico tiempo. El servicio y todos los empleados són fantásticos
Su Spa: Decorado con encanto, de grandes ventanales con vistas a árboles bambú y al frondoso jardín; ofrece una completa selección de tratamientos y masajes como envolturas, aromaterapia o baños Rasul. Este armónico espacio donde todo invita a la relajación cuenta además con tres saunas (finlandesa, biosauna y baño de piedra), dos piscinas talaso de agua salada y áreas de descanso con tumbonas y arena natural.
Para ver mis fotos de Seaside Palm Beach linkar aquí
Para ver mi video del Spa de Seaside Palm Beach linkar aquí

- Lopesan Costa Meloneras construido como un palacio y con arquitectura colonial típica de la isla, lo que más destaca es su exuberante jardín tropical que ocupa 76.000m2 y su espectacular piscina infinita con vistas al Atlántico. En sus jardines encontramos 2.000 palmeras de 100 especies diferentes. Sus 1136 habitaciones son amplias pero ancladas en los 80, claman una renovación inmediata. Cuando abrieron sus puertas en 2002, era el hotel más grande de Europa.
Lo más destacable del hotel a parte de sus espectaculares jardines en la zona de aguas de su spa, que incluye una fabulosa piscina de flotación hasta una sala de cromoterapia, sauna africana o una sala que simula el útero materno. Su decoración también se ha quedado algo vintage.
Dispone de acceso directo a la playa y una piscina principal infinita espectacular. Muy de instagram.
Para ver mis fotos de Lopesan Costa Meloneras, linkar aquí

- Gloria Palace San Agustín Thalasso  & Hotel es un gran hotel situado a segunda línea de mar, que dispone de 448 habitaciones distribuidas en 6 tipos diferentes. Todas reformadas, y con todo lo que se necesita para poder estar confortablemente en el hotel. Ofrecen muchas actividades para entretener a los huéspedes. Su nueva terraza chill out Gorbea en la planta 9 ofrece vistas panorámicas sobre Maspalomas, Playa del Inglés y la zona de San Agustín, está pensada a modo de sólo para adultos pues el uso de la piscina y hamacas es exclusivo para mayores de 16 años.
Su zona de talasoterapia es el mayor de Europa, y está dotado con los últimos avances tecnológicos, y ocupa cerca de 7.000 m² dedicados a la salud con agua de mar. El circuito relajante de agua de mar está a diferentes temperaturas y se recorre 34 estaciones de hidromasaje (natación a contracorriente, asientos de microburbujas, cuello de cisne y cascadas…). Mi comentario: su zona de tratamientos clama a una renovación urgente; mi terapista fue fantástica, una profesional con gran experiencia que supo tratarme las zonas que más requería para hacerme sentir mejor.
Linkar aquí para ver mi video de la Terraza Chill Out Gorbea
Linkar aquí para ver mis fotos de Gloria Palace San Agustín Thalasso & Hotel

Zona Interior de la isla:
- Parador de Cruz de Tejeda es el hotel en una de las zonas más altas de la isla, en Cruz de Tejeda. Está situado a 35 kilómetros -de curvas- de Las Palmas de Gran Canaria, rodeado de naturaleza a más de 1.500 metros de altitud, donde la mayoría de los antiguos caminos reales y es perfecto para estancia de aficionados senderistas. 
Dispone de 43 habitaciones amplias y correctas pero con poco encanto, aunque con vistas espectaculares a la inmensa caldera de hundimiento. Mi parte preferida como siempre es su Spa con unas instalaciones de bañeras de hidromasaje y jacuzzis, tanto interior como en el exterior. Pude disfrutar de un tratamiento de miel local y royal jelly para mi cara y un masaje relajación.
Para ver mis fotos del Parador de Cruz de Tejeda linkar aquí
Para ver mi video del Spa del Parador de Cruz de Tejeda linkar aquí

- Casas Rurales de Guayadeque son 4 habitaciones literalmente escarbadas en la roca. Son cuevas, pequeños apartamentos más que habitaciones. Sencillos pero que disponen de todo lo que necesitamos para pasar la noche, y seguro que con la mayor tranquilidad jamás imaginada. Es, además, una buena opción para presupuestos ajustados. Cuestan unos 60€.

La experiencia en las cuevas sigue desayunando en el Restaurante Tagoror, a pocos metros de distancia y que ofrece platos típicos canarios. La experiencia es seguro muy completa y diferente.

- Hacienda del Buen Suceso es una hacienda platanera de arquitectura colonial encantadora. Cada una de sus 18 habitaciones están llenas de encanto, colores vivos, altillos, camas con dosel, toda una experiencia diferente. La zona de la biblioteca es espectacular para tomarse un vino, así como sus jardines. Dispone de una piscina exterior y un jacuzzi interior muy agradables.
La finca agrícola que alberga La Hacienda data de 1572 y es la más antigua de Canarias. En ella se cultivó primero la cochinilla, luego caña de azúcar, más tarde cafetales y, en la actualidad, produce más de un millón de kilos de plátanos al año. El hotel está situado a sólo 1 km de la ciudad de Arucas y a tan sólo 15 minutos de las Palmas de Gran Canaria.
La comida es buena y casera, ofrecen de cena un menú con pocas opciones a elegir pero muy correcto. El desayuno es variado pero de calidad justa. Hay falta de personal por lo que el servicio se resiente de ello.
No hay wifi en las habitaciones, sólo en las partes comunes. Yo trabajé con el wifi de la biblioteca.
Para ver mis fotos de la Hacienda del Buen Suceso linkar aquí
Para ver mi video de la Hacienda del Buen Suceso linkar aquí

Las Palmas de Gran Canaria: es una muy buena opción para hospedarse, pues a parte de ser una ciudad capital y todo o que ello significa
- Bull Hotel Reina Isabel & Spa, ubicado a primera línea de la Playa de Las Canteras –una extensión de 3kms de playa urbana-, este hotel, ofrece un producto muy completo, habitaciones reformadas y agradables, un spa en su planta más alta que me pareció muy atractivo (no lo he podido probar ningún tratamiento). Tuve la suerte de disfrutar de la mejor comida de la isla, el restaurante Summum, en la octava planta con vistas espectaculares, y gastronomía de autor. El chef navarro Xabier Blanco es el encargado de aportar la magia gastronómica que hace de Summum un restaurante único en la isla. El servicio fue realmente top.
Para ver mis fotos del Bull Hotel Reina Isabel & Spa linkar aquí
Para ver mis fotos de mi experiencia gastronómica en Summum linkar aquí

- Santa Catalina, es un clásico de la ciudad, que hasta hace unos años había sido referencia. Abierto en 1888, su arquitectura clásica y sus jardines lo convierten en un hotel único. Todas sus partes comunes del hotel han sido reformadas recientemente, pero desafortunadamente sus 200 habitaciones y baños han quedado sin reforma alguna al menos desde hace 20 años. 
El acceso a su piscina y zona de wellness es de pago.
El desayuno es enorme y muy variado, y ubicado en una zona preciosa del hotel, totalmente reformada.
Una lástima de hotel que espero que reformen pronto.