Mi entrevista con Bill Bensley

Cuando me preguntan qué tiene que tener un hotel para que sea de lujo, para que sea elegido entre mis favoritos, siempre respondo lo mismo: todos los hoteles de cinco estrellas son bonitos y acostumbran a ofrecer un muy buen servicio – evidentemente la cama tiene que ser muy cómoda, la gastronomía de sus restaurantes deliciosa y disponer de un buen spa-. Lo que les distingue son dos cosas: la actitud de sus empleados y el efecto WOW.
El efecto wow es más un sentimiento, es algo que te impresiona del hotel y pueden ser muchas cosas materiales o la experiencia en general. Después de haber disfrutado de cientos de hoteles de lujo alrededor del mundo, cuesta impresionarme. Y una de las cosas que más me impactan es la arquitectura diferente, la decoración que está fuera de lo normal, que me inspira para llenar Instagram de fotografías, y que llevo conmigo mucho tiempo. Y Bill Bensley es el diseñador de esta explosión de energía que hace que algunos de sus hoteles, se hayan convertido entre mis favoritos.

Bill representa una explosión de energía y un impacto visual fuera de lo común, por lo que sus hoteles tienen el efecto WOW sólo pisar su lobby.

Bill es el más joven de tres hermanos, y creció en California. Gracias a conseguir una beca, entró en el programa de arquitectura paisajística de Becas hizo su manera a través del programa paisaje arquitectónico de Cal Poly Pomona y, además ganó el premio "ASLA" y conseguió entrar en la Universidad de Harvard. Estudió diseño urbano (un poco de arquitectura y arquitectura de paisaje mezclado) con el afamado arquitecto Moshe Safdie, pero la persona más influyente que conoció fue el tailandés Lek Bunnag, otro de mis top diseñadores de hoteles.

"Mi amigo Lek fue mi compañero", recuerda Bensley de Lek Bunnag, uno de los arquitectos más famosos de Tailandia. "Éramos sólo una pequeña clase de 30 alumnos y en el día de la graduación, pedí Lek donde iba a ir y le respondió que a Singapur. Después de viajar como mochilero por Europa y autostop por Malasia, Bill regresó al apartamento de Lek en Singapur. Basándose en su interés en el paisajismo y la botánica, encontró un empleo en Belt Collins & Associates, una empresa estadounidense de paisajismo. En 1989, estableció su propia firma y establecido en Tailandia. Al año siguiente abrió una segunda sucursal de Bensley Design Studios en Bali. El resto ya es historia.

He tenido el privilegio de entrevistar en Bill Bensley en su hogar Baan Botanica en Bangkok un lugar mágico con jardines escondidos y lleno de piezas de arte de toda Asia.

¿Cuál es su filosofía? Mi filosofía de diseño ha sido siempre Lebih gila, lebih biak que en indonesio significa cuánto más extraño, mejor. Es decir, siempre hacer algo fuera de lo normal y que nos impacte e influya

Cómo es su proceso creativo? ¿En qué se inspira? Describo mi proceso creativo como grandes ideas que crecen de tanto las raíces culturales del barrio o alrededores y los aspectos naturales de nuestro sitio específico. A veces nos dan las instrucciones los hoteles de diseño en barrios muy ricos culturales y entornos naturales muy sensibles. Que disfruto más. Estas circunstancias a menudo producen los resultados más interesantes

¿Qué representa la naturaleza para usted? Creo firmemente que no importa lo construimos o lo inteligente que somos, no podemos emparejar la belleza de la naturaleza. Se trata de realizar una línea ecológica aunque sea en lugares remotos. Siempre intento convencer a nuestros clientes a construir menos, reciclar y ser sostenible
Con proyectos enormes como Intercontinental Danang o JW Marriott en Phu Quoc ¿Cómo decide cuando el proyecto está completo? Yo voy agregando capa sobre capa, hasta que el cliente insiste sigo añadiendo y creando. En Bensley, tenemos una posición única como arquitectos, disponemos de artistas y arquitectos, y esto enriquece todos los proyectos. En Danang, realizamos 850 pinturas y esculturas únicas que adornan cada habitación y espacio público en el estudio de Bangkok. Enviamos cientos de cajas de arte a mano durante los más de seis años del período de construcción, de Bangkok a Danang.
En este link podéis ver el video de Intercontinental Danang "El mito se encuentra con el lujo"
 
¿Qué le inspiró para The SiamUna estrategia totalmente diferente me condujo a The Siam, ahora un icono del lujo y diseño en Bangkok. La propiedad de estilo colonial a orillas del río Chao Phraya muestra una colección ecléctica de antigüedades más de 3.000, muchas de ellas pertenecen al propietario, Krissada Sukosol Clapp. La idea era construir un hotel que mezcla perfectamente en el barrio, en su mayor parte más de cien años. Se tardaron seis años para realizar plenamente el proyecto. Nuestra intención era que los huéspedes entrasen y preguntasen enseguida “¿Cuánto tiempo tardásteis en reformar?” Y lo hacen a pesar de ser un edificio de nueva construcción, objetivo conseguido.

¿A qué otros diseñadores de hoteles admira? A parte de Lek Gunnag, admiro profundamente a Ed Tuttle, a Yabu & Pushelberg

Bensley Design Studios ha trabajado en unos 30 países  con más de 200 proyectos. Le han otorgado premios que van de AD100, diseñadora de spa Spa Asia revistas #1, hotel Conde Nast #1 del mundo durante tres años seguidos...
Bensley y su equipo son considerados como la empresa líder en el campo de diseño de hoteles, pero Bill reconoce que el mejor trabajo está todavía por realizar.
 Bill es un hombre encantador, un juglar del siglo XXI que juega y sueña mientras trabaja, por eso los resultados de su obra son únicos. Bill convierte lo ordinario en extraordinario