Sector MICE de lujo en Ciudad de México

Me considero fan absoluta de México, me fascina el país y hay tantísimo por descubrir. Siempre digo que son varios países en uno. Los mexicanos son cercanos, entrañables, simpáticos, y siempre hacen que mi visita sea memorable. A pesar de la envergadura de la capital, Ciudad de México, es una ciudad en la que me siento cómoda, sé moverme, es fácil orientarme y no he tenido jamás ningún problema, y lo mejor es que tengo amigos.

Para mi además, es una ciudad perfecta para llevar un incentivo, corporate o congreso.  Mi modesto análisis del por qué: Entre Enero y Junio de 2015 han llegado a México más de 15 millones de turistas, aportando un crecimiento positivo de divisas que alcanzó más de 9 mil millones de dólares, un 9% más que el año anterior. Prueba irrefutable de que México es atractivo y de que el turismo es fuente de ingresos para México. De éstos tan sólo uno de cada diez viene por negocios, entendido que negocios es genérico y que pueden llegar para asuntos de empresas propias o para participar en congresos, en viajes de incentivos etc.

He aquí donde hay una oportunidad de mejora y aumento para México. Su capital, la Ciudad de México es una de las urbes más internacionales del mundo, cosmopolita, y puede llegar a ser hub en Latinoamérica para el Turismo MICE. Y no lo es. Pero tiene todo lo que se necesita para la excelencia en el MICE: vuelos internacionales, gracias a Aeroméxico 39 enlaces con desde Europa y desde toda América, y también con otras aerolíneas, dispone de más de 49.000 habitaciones para alojar a los turistas, en diferentes categorías, y un servicio estimadísimo, que no tiene nada que envidiar a los países con excelente reputación como son Tailandia o Estados Unidos.AeromexicoAdemás del servicio excelente, la capital combina una interminable oferta cultural, de ocio y gastronómica suficientemente atractiva que la conviene en el complemento perfecto para los que llegan acompañados o para los que quieren disfrutar un poco del país después de haber terminado los días de trabajo.

México ya está en camino de convertirse en un imán de viaje de reuniones. Según ICCA es el quinto país en importancia en Latinoamérica con 165 reuniones en 2014 – esta cifra incluye Congresos de Asociaciones pero deja fuera el mercado corporativo, un mercado donde México es muy competitivo y puede serlo más por sus ubicaciones estratégicas-. Ciudad de México está en el 8º lugar de América. El camino todavía es largo. Otra vez, no es una mala notícia, es buena, hay camino por recorrer. Y sólo a mejor. Sin embargo, la capital no está ni mucho menos, durmiendo en los laureles, cada año las autoridades turísticas municipales presupuestan alrededor de 20 millones de dólares para promover los viajes de negocios -léase participar en ferias, congresos, corporativos o incentivos- a la capital, pregonando atributos obvios de la Ciudad de México, como hoteles de lujo, instalaciones de primera clase y su oferta turística tradicional. BancomerLa capital cuenta con tres centros de convenciones principales que pueden competir con cualquier ciudad del mundo: Centro Banamex, WTC y Expo Bancomer. Cada lugar viene equipado con espacios multifuncionales para reuniones o exposiciones, así como de tecnología y servicios de primera calidad para organizadores y expositores. Y otras muchas instalaciones más pequeñas para presentaciones o corporativos. Centro BanamexAl mismo tiempo en DF existen muchos hoteles de cuatro y cinco estrellas que son los exigidos por los organizadores internacionales, y que proporcionan el servicio y distinción necesarios para recibir a huéspedes habituados a viajar por el mundo. Estos hoteles como St Regis, Four Seasons, W, Sheraton, Hyatt Regency, Hilton etc, ofrecen instalaciones para acoger a cualquier junta directiva o viaje de incentivos. Instalaciones de alta calidad y personal bilingüe. Esto es uno de las ventajas de México, que casi todo el mundo habla inglés perfectamente, y esto es muy apreciado por los organizadores.

El gasto del viajero de negocios es más del doble que del viajero convencional vacacional, es por eso que el esfuerzo invertido en MICE vale la pena. Aprovechen las grandes ventajas que ofrece Ciudad de México: enlaces internacionales con Aeroméxico, instalaciones top, hoteles de cuatro y cinco estrellas, proveedores de servicios con experiencia y servicio excelente. Y quiero mencionar los esfuerzos del Gobierno de la Ciudad de México con barrios rediseñados como el corredor Roma-Condesa con sus propuestas eclécticas y de diseño, el recién remodelado barrio de Polanco, y Santa Fé donde la oferta hotelera y gastronómica se ha multiplicado en los últimos dos años. La labor que nos conviene mejorar es la mentalización y la focalización del sector MICE mexicano, de que sí se puede. Es un factor clave para el posicionamiento: la propia convicción de la capacidad, a la hora de vender es fundamental saberse capaz de hacer algo con excelencia y convencer al organizador de esta capacidad y con valentía. La encomiable labor de la UNAM como atracción de talento y líderes ayuda también a esta industria. unamY un posicionamiento global para que el destino esté en la mente de los organizadores, para ellos nos tenemos que servir de una labor de relaciones públicas, de unos embajadores apasionados y de las redes sociales. Me explico: la labor de relaciones públicas significar mostrar nuestro destino a los principales key players, agencias o asociaciones para que vean que Ciudad de México está preparada. Venderla con un posicionamiento top, sin miedo. Con convencimiento. En ferias, uno a uno, y especialmente in situ.

Los embajadores tienen que ser personas no mexicanas que hayan ya experimentado el buen hacer de un evento en la Ciudad de México y que quieran volver. Estos son los mejores para explicar cómo han vivido un evento, y ellos son los mejores multiplicadores. Los podemos grabar en video y ponerlos en las redes sociales, los podemos usar como prescriptores en congresos del sector, o ellos mismos expresarán su pasión con el boca oreja.

Las redes sociales nos servirán para posicionar la marca mundialmente y para poder estar presentes en la mente de los organizadores o agencias. No es una compra de seguidores, sino conseguir seguidores con fotos inspiradoras, con hechos, con videos y con la utilización de los embajadores. Y todos los implicados del sector tienen que interactuar en las redes sociales para hacer viral el efecto y llegar a cuánta más gente mejor. GraupixEstas tres actividades tienen que estar en la mente y en el corazón de todos los implicados del sector. La capacitación es un hecho, pero la mentalización es lo más importante para dar a conocer el destino y los servicios.

Mis referentes del MICE en México son los líderes Eduardo Chaillo -consultor y gurú-, Ana Paula Hernández - Head for Latin America & Caribbean en American Express Meetings & Events-, Sara Riojas - Subdirectora Regional Noreste Sectur-, Rafael Hernández director de mis revistas de referencia en Latinoamérica: Unique y Más Expos.

Sin temores. Ciudad de México es increíble, vendámoslo y expliquémoslo al mundo. Consideradme su mejor embajadora. En este link podéis leer mi selección de hoteles en la Ciudad de México