0 elementos
En ILTM, International Luxury Travel Market en Cannes, la feria más importante del mundo de viajes y hoteles de lujo se citan cientos de expositores y descubrir novedades y lugares especiales, no es una tarea fácil. Una de las actividades para periodistas son las mesas redondas donde se da la oportunidad de charlar con los propietarios de cruceros en lagos patagónicos, hotelitos en paraísos polinesios o encantadores hoteles con charme en la Provenza francesa, o un hotel en el corazón de la isla italiana de Cerdeña lleno de arte y con cocina auténtica.

Aquí os presento mis hoteles descubiertos porque son todos únicos. Para que empecéis a soñar y a planificar vuestras vacaciones:

Ellenborough Park: el antaño hogar de Lord Ellenborough, gobernador general de India, fue abierto en Febrero de 2011 este clásico country house inglés, es el lugar perfecto para retirarnos y descansar. Situado a casi dos horas del aeropuerto de Heathrow en Londres, dispone de 62 habitaciones decoradas con estilo típico inglés donde nos podemos imaginar sentados y leyendo un libro al lado de la chimenea. De hecho, el hotel ofrece además un heritage afternoon tea para transportarnos con los sabores. Es un hotel sin prisas. Para disfrutar. Y hablando de disfrutar, su spa con siete habitaciones para tratamientos y su restaurante con comida cuyos proveedores están en las granjas de los alrededores, nos aseguran, sin duda, una estancia perfecta. Además disponen de una sala para máximo cien personas para reuniones.
Organizan actividades locales, como por ejemplo el adiestramiento de patos, sí, tal cual. Curioso pero cierto.

Su Gologone: en el interior de la isla de Cerdeña, ese en el que pastan cabras, ovejas, y los ríos fluyen, allí se encuentra el Su Gologone. A una hora del aeropuerto de Olbia, ocupa 7 hectáreas y dispone de 60 habitaciones de tres categorías diferentes y ninguna igual. Su propietaria es una artista y ella misma decora el hotel y pinta las estancias y los cuadros. Su piscina de 25 metros de largo se nutre de las aguas del surgiente natural distante sólo 500 metros. En el hotel que rezuma arte por todas partes, también encontramos tiendas de artistas locales y un restaurante de fama por toda la isla. Mediterráneo interior. Una «mamma» prepara la pasta fresca a diario y nos puede enseñar sus recetas centenarias. Sin duda un paraíso cercano al que iré proximamente.

Alta Gracia: esta única «Boutique Hacienda» en el interior del país, al igual que como una verdadera Hacienda, su acogida al estilo de la casa es lo que le define. Animado por la vida que llevaban aquellos que disfrutan de las verdaderas maravillas de la vida en la hacienda y la comida gourmet. La propiedad tiene un total de 350 hectáreas de las cuales sólo 38 han sido utilizadas para la construcción, con senderos para caminar o pasear para admirar unas vista espectaculares del «Valle del General». Tenemos que contar con 2 horas y media de transporte privado desde el aeropuerto internacional de San José a través de una carretera escénica en su flota privada de vehículos de lujo. Al complejo también se puede acceder en avión privado con un corto vuelo de 25 minutos que llega directamente a la propia pista de aterrizaje del complejo o con el helipuerto a bordo de su propia línea exclusiva de helicópteros. La máxima exclusividad y privacidad
A Quinta da Auga: este Relais & Chateaux cerca de Santiago de Compostela construido en el siglo XVIII como una fábrica de papel, más tarde   fue batán de lana, aserradero, fábrica de cerveza y por último, fábrica de hielo; hasta los años 40 que es cuando queda abandonado. En el año 2003 fue comprado por los actuales propietarios y después de seis años de restauración, crearon A Quinta da Auga. A tan sólo tres kms del centro histórico de Santiago, con sus 51 habitaciones y suites, y su restaurante con una carta muy sugerente, hacen que junto a su circuito de spa, piscina interior, flotarium y bosques adyacentes, tengamos el desanso asegurado.
Bastide des Gordes: en el corazón de la Provenza, este hotel encantador ubicado en el centro de un pueblo, ocupa 10.000m2 con 40 habitaciones y una villa privada. Dispone de un restaurante del chef estrellado Pierre Gagnaire, y de un Spa Sisley. Está cerrado hasta Junio 2015, para una renovación de 20millones de euros. Otro hotel en mi lista para visitar.
Además pertenece a Leading Hotel of the World.
Por cierto, gracias a la exclusiva cadena de hoteles de lujo y especializada en spas, Six Senses, los periodistas teníamos en el media lounge una masajista a nuestra disposición con manos de oro No puedo estar más agradecida por tener este servicio!