Beauty by Mandarin Oriental: QMS Medicosmetics en Bangkok

El legendario Mandarin Oriental Bangkok fue construido en 1876 y está situado a orillas del río Chao Phraya, una ubicación privilegiada que ha servido de inspiración a una serie de escritores de renombre mundial como Joseph Conrad, Somerset Maugham a Wilbur Smith y John Le Carre. Su reputación le precede y todo en él parece tener una harmonía oriental que transporta al visitante y al huésped. Cada dos meses cambian la impresionante cascada de flores que preside majestuosamente el lobby de entrada y protagoniza el primer "wow". En mi última visita me senté para intentar retener en mi retina la perfecta combinación de mis colores favoritos -lilas- con un pastel de chocolate delicioso del Oriental Shop. Un placer pasar el tiempo observando y reteniendo.
Mi visita esta vez era para conocer la nueva zona dedicada a la belleza llamada Beauty by Mandarin Oriental. Esta zona totalmente nueva no está con el el edificio dedicado al spa cruzando el río, sinó en el ala histórica del jardín. Son cuatro nuevas y lujosas suites, cada una de ellas adornadas con elegantes sedas tailandesas, orquideas, baño privado y todo lo necesario para garantizar un ambiente relajante para disfrutar y ser mimado. El producto estrella de Beauty by Mandarin es la firma alemana QMS Medicosmetics expertos en el campo del anti-aging y de la regeneración de piel.QMS Medicosmetics fue fundada en Alemania hace 27 años por el Doctor Erich Schulte es reconocida por sus productos científicamente avanzados y por sus tratamientos de spa, que combinan los ingredientes de la más alta calidad y técnicas revolucionarias. Éstos incluyen un único colágeno que mejora sistema del cuidado facial cobinado con 70 colágenos solubles naturales y una exclusiva tecnología bio-eléctrica llamada EMC Micro corriente que se utiliza en el Ion altamente regenerador piel. QMS Medicosmetics está disponible en exclusiva – por primera vez en Asia  – en Mandarin Oriental Bangkok.
Mi experiencia en Beauty by Mandarin Oriental empezó con una consulta en profundidad sobre mi piel y mis necesidades. Mientra degustaba lentamente un infusión de depurativa bien fría. Colores blancos y azules mar, maderas y aromas de jazmín. El relax está asegurado.
 

 Disfruté de una tratamiento de limpieza profunda que incluyó una renovación celular con iones y resultado increíble, mi piel quedó brillante y suave. Sólo puedo recomendar probar el nuevo Beauty by Mandarin. En Europa encontramos spas de QMS Cosmetics en Berlín, Londres y en algunos hoteles de los Alpes Suizos y Austríacos.Para coronar mi experiencia tuve el placer de degustar por enésima vez el increíble afternoon tea -customizad con mucho chocolate- ofrecido en Author's Lounge, el final perfecto para una tarde de belleza y hedonismo.