0 elementos

Del 7 al 10 Abril 2014

INTRODUCCIÓN A RANGÚN

Entre los pocos países que me faltan de conocer en Asia está Myanmar. He tenido la oportunidad de tomar un pequeño primer contacto -algo es algo- con un viaje casi relámpago a Rangún, que es la capital no oficial del país. Lo fue hasta el año 2006 en que los dirigentes decidieron cambiar de ubicación la capital -extra oficialmente se dice que por temas de creencias en los astros, se dejaron aconsejar/influir y cambiaron la capital- a Naypyidaw. Ésta es ahora la sede oficial del gobierno pero todos los negocios siguen en la antigua capital Rangún.
Desde 1.988 muchas ciudades y pueblos, accidentes geográficos y el mismo país, han sufrido un cambio de nombre, en un intento de aproximarlos más a la pronunciación fonética birmana y al mismo tiempo desechar las denominaciones impuestas por el colonialismo británico. En 1.989 Birmania pasó a llamarse Myanmar, que es como se llamaba desde la Edad Media hasta la llegada de los ingleses. La capital, que los británicos pronunciaban Rangún, se llama hoy Yangon (en inglés) y, con ella, numerosas localidades tienen una nueva denominación.
Unos toques de historia: Este país consiguió la independencia de Gran Bretaña en 1.948, que fue seguida por el aislamiento internacional y el socialismo. Los gobiernos militares han controlado Myanmar desde 1.962 y han sido acusados de corrupción, tráfico de heroína y violaciones de derechos humanos, incluyendo el traslado forzado de civiles o la práctica de trabajos forzados. En 1.988 las fuerzas militares asesinaron a más de mil manifestantes partidarios de la democracia. En 1.990 se celebraron elecciones nacionales al parlamento, pero los militares no reconocieron los resultados. Myanmar es un país rico en reservas con fuerte base agrícola. Además, es productor líder de piedras preciosas, jade y teca, pero el gobierno militar impide el desarrollo de la economía y la población es cada vez más pobre. Su potencial es realmente enorme.
Para comprender Myanmar tengo que explicar unos básicos sobre uno de sus líderes: Aung San Suu Kyi: Líder indiscutible de la Liga Nacional para la Democracia (LND), es hija del héroe de la independencia el general Aung San. Extremadamente carismática, su popularidad dentro y fuera de Myanmar es enorme, como demuestra la concesión en 1.991 del Premio Nobel de la Paz. Posee una gran autoridad moral que hace de ella un referente de la oposición birmana. Tras su puesta en libertad el 13 de noviembre de 2.010 al vencimiento de su condena de arresto domiciliario, finalmente decide sumarse al proceso de reformas emprendido por el Presidente. Normalizadas plenamente sus actividades públicas desde entonces, ha conseguido acta de diputada en las elecciones parciales de abril de 2.012. Es literalmente con su padre, la ídolo del país. Admirada por todo el mundo.
Religión: El 89 % de la población practica el budismo (mayoritariamente The ravada). El 4% de la población practica el cristianismo, otro 4% el Islam, un 1% creencias animistas, y el 2% sigue otras religiones incluyendo el budismo Mahayana, el hinduismo y otras religiones de China.
En su mayoría, la población es de etnia birmana y otros grupos étnicos (como los shan, karen y kachin) representan aproximadamente un 30 por ciento de la población.
Información general:
La web oficial de la Oficina de Turismo de Myanmar no es completa y casi que no nos puede servir de base. La mejor web que he encontrado para informarme sobre Rangún es la de Myanmar Travel Information.
Mapa de Rangún y Mapa de Myanmar
Para ver mis fotos de Rangún linkar aquí
No hay embajada de España en Myanmar, la más próxima está en Bangkok: Lake Rajada Office Complex, planta 23, 193/98-99 Rajadapisek Rd., Bangkok 10110, Tailandia, Tel. 02 661 82 84/88, Email: emb.bangkok@maec.es, Visados: emb.bangkok.vis@maec.es

FICHA TÉCNICA DEL VIAJE

Fecha
Del 7 al 10 Abril 2014

Dinero
Para tres días y teniendo en cuenta que Rangún no es nada caro, me llevo dinero en efectivo en euros y mi tarjeta visa. La moneda birmana son los Kyats que se divide en 100 pyas.
Yo cambié dinero a mi llegada al aeropuerto. Por 100€ me dieron 131.000 kyats En el centro hay alguna pequeña casa de cambio y en los hoteles de 5 estrellas también cambian.
Myanmar es uno de los países más pobres de Asia tras décadas de pobre gestión, aislamiento y estancamiento económico. Sin embargo, en los últimos dos años el Gobierno ha demostrado cierto interés por políticas más ortodoxas: desde 2.009 cuenta con asesores internacionales y ha encomendado la transformación de su sistema de tipo de cambio múltiple al FMI. Esta evolución se ha acelerado desde 2.011 con la llegada a la Presidencia de Thein Sein. Así, por ejemplo, con la colaboración del FMI el 1 de abril de 2.012 ha entrado en vigor el nuevo sistema de cotización de la moneda local, Kyat, cuyo cambio es fijado diariamente por el Banco Central mediante subasta pública, y en breve entrará en vigor una nueva ley de inversión extranjera mucho más flexible y permisiva
Para calcular el cambio siempre utilizo esta web.

Gastos de viaje
+  850€          (vuelo BCN – Estambul – Bangkok – Estambul – BCN)
+  70 €            (Vuelos Bangkok – Rangún – Bangkok)
+  600€          (Hotel en habitación doble)
+  60 €            (Restaurantes, zumos y supermercados)
+  40 €            (Excursiones y entradas)
= 2.770€        Total del viaje
Presupuesto diario medio:
235€ vuelos a parte y teniendo en cuenta que he dormido en un hotel de lujo

Visado
Se tiene que sacar con anterioridad a la llegada a Myanmar. En España no existe embajada de Myanmar por lo que se tiene que enviar el pasaporte a la embajada en París o en Berlín. Yo por circunstancias laborales fui a Berlín y lo obtuve con cita previa por teléfono y por email.
Se requiere rellenar dos hojas que se pueden bajar online, dos fotografías tamaño carnet y pagar 25€. Visado de turista. Mi trámite duró 10 minutos y fueron muy amables.
Más información de embajadas aquí, o en este link en inglés de la embajada en Berlín

Seguridad
Nada como Asia para estar tranquilo y seguro. Decir que mi experiencia fue absolutamente positiva y justo tener las habituales precauciones que se tiene en cualquier viaje (o cuando se pasea por nuestra propia ciudad), sobre todo en lugares de aglomeraciones de gente y en horas nocturnas o en lugares de poca luminosidad.
Los robos pasan, pero no tienen por qué pasar si se están vigilando nuestras pertenencias y los objetos de valor que llevamos. Evidentemente se aconseja viajar sin joyas ni ostentaciones externas.

Transporte
No me moví de la ciudad, por lo que mi experiencia no es de país sino literalmente urbana.
Taxi: los taxis funcionan sin taxímetro, se tiene que negociar antes de subir. Los taxistas no hablan inglés pero sí un inglés básico de números para negociar la tarifa. Casi nunca pagué más de 3 euros al cambio, normalmente 2 euros
Compañías de autobuses: Para compañías de autocares que recorren el país leer este link de Lonely Planet. Para autobuses urbanos sólo comentar que sería osado y una odisea intentar camuflarse cual birmano e intentar entender en qué dirección va un autobús o dónde están las paradas. Los autobuses urbanos son muy viejos, mayoritariamente sin ventanas, sin aire acondicionado. Para los osados, este link seguro que les puede ayudar.
Coche: Podría ser una buena opción si no fuese que los carteles indicando las carreteras y direcciones estuviesen escritos sólo en birmano, lo que significa que no entendemos nada a menos que dominemos este idioma. La escritura es diferente, muy diferente. Yo no aconsejaría esta opción. No vi ninguna gasolinera por lo que no puedo comentar nada de los precios de los carburantes.
Tren: Me dicen que es una buena opción para visitar el país, sobre todo de Rangún a Mandalay (716kms). En este link podemos leer la historia de los ferrocarriles en Myanmar, fue planificado por los ingleses en 1.880 pero no fue hasta 1.939 con los japoneses que lo pusieron en marcha.
Compañías aéreas: en este link vemos las principales aerolíneas domésticas que vuelan a Rangún: Rangún AirwaysAsian Wings AirAir Mandalay o Air Bagan. Yo no tengo experiencia con ninguna de ellas, pues elegí mi aerolínea de confianza con base en Tailandia Bangkok Airways.

Clima
En Myanmar siempre hace calor. Cuando aprieta menos es entre Noviembre y Febrero. Cuando yo estuve había 37 grados, significa calor sofocante, alta humedad, y protección solar constante.

Alojamiento

En Rangún el sector hotelero se está desarrollando y cambiará muchísimo en los próximos años. Los hoteles muy baratos, como sería una buena opción en Tailandia por ejemplo, no disponen de lo mínimo que un viajero occidental espera encontrar, en este link algunos que recomiendan pero yo no los he visitado y no puedo certificar que sean mínimamente decentes como los que acostumbro a visitar y recomendar.
En la web oficial de Turismo de Myanmar encontramos algunas recomendaciones, pero no sé si son del todo recomendables. Mi sugerencia es dejarse llevar por las recomendaciones de Amazing Time Travels que fue la agencia que me lo organizó todo a mí y quienes entienden lo que los turistas occidentales exigen. Podéis comparar precios de los hoteles, pero Amazing Time Travels acostumbra a tener precios negociados y salen más baratos con ellos. Podéis leer la entrevista que hice a Kay Thwe Soe, la propietaria de Amazing Time Travels.

Gastronomía

La gastronomía de Myanmar tiene influencia de las cocinas china, india y tailandesa, donde predominan ingredientes como el arroz, los fideos, acompañados de carnes, verduras y pescado, otro ingrediente importante en la cocina de Myanmar es el curry, éste no es demasiado picante y resulta mucho más sabroso que el de los países vecinos.
El plato típico para desayunar es Moht Hinga (pronunciado algo así como «mojinga») que es una sopa de pescado con pasta de arroz, coco y huevo y los deliciosos Ohn-No Nhakswe, tallarines de arroz con pollo, curry y coco. El paratha que es un pan plano muy típico de esta región, así como el nan-bya de influencias Indias
En cuanto al dulce se encuentran los pasteles de plátano y la gelatina de algas marinas, entre otros. Los dulces son a mi gusto demasiado azucarados, el plato estrella birmano a la hora del postres es algo así como Sa-ma-nwin-kin, que es un pastel de sémola, azúcar, huevo, mantequilla y coco.
La cerveza china es muy habitual en todo el país, sin embargo la birmana, de la marca Mandalay, resulta especialmente recomendable.
Para saber más recomiendo leer este artículo sobre gastronomía birmana de Delicooks o este artículo del chef Andrés Madrigal.

Curiosidades

– Birmano: el idioma oficial en Myanmar es el birmano, pero no pretendáis aprenderlo por unos días porque además de tener su propio alfabeto no tiene nada que ver con los idiomas románicos o anglo-germánicos con los cuales podemos estar familiarizados. Igual que otros idiomas asiáticos es tonal, es decir cada sílaba puede pronunciarse en tres tonos diferentes, por lo tanto es una utopía pretender hablar para que nos entiendan. Además la mayoría de población habla sus propios dialectos. Por suerte en los centros turísticos el inglés está extendido.
Yo fui incapaz de aprender en tres días más que buenos días: «Mingalarbar».
– En este link podemos ver las diferentes nacionalidades de Myanmar según la web oficial de Turismo.
– Muchos coches tienen un rastro rojo bajo la ventanilla del conductor. O un rastro rojo en el suelo, no es más que el resultado de escupir paan, la hoja de betel que mastican constantemente a veces con nueces de areca. Sus efectos estimulantes y adictivos hacen que la mayoría de los birmanos la mastiquen. Afecta a sus dientes pues los mancha y sorprende a los occidentales.
– La mayoría de mujeres tienen sus mejillas o casi todo su rostro pintado de blanco: Es thanaka que es parte de la crema pastosas amarilla y sirve para protegerse del sol.
– Los coches con matrícula negra son coches privados, con matrícula roja es un taxi o coche público.
– No se permite la circulación de motos en el centro de Rangún. Quisiera entender el motivo, el caso es que no hay ninguna. Al contrario que ciudades como Hanoi que están literalmente invadidas por las motos.
– Los enchufes son los mismos que en España, no necesitamos adaptadores
– Los birmanos me han recordado a los tailandeses, simpáticos, afables y de buen carácter. Los turistas son bienvenidos, y lo mejor: no atosigan ni te persiguen ni para vender ni para pedir limosna. Un placer poder pasear sin este agobio. De hecho, me pareció que lo llevaban a un extremo, pues cuando entraba en una tienda me pareció que les daba mucha pereza ponerse a vender o atenderme.
– Myanmar es uno de los países más pobres del mundo y ocupa el puesto 149 de 187 en el Índice de Desarrollo Humano.
– Población alrededor de 50 millones de personas en todo el país. En Rangún viven 6 millones de habitantes según los datos oficiales.
– Myanmar tiene un área total de 677.000 km2, que le convierten en el país más extenso de la parte continental del Sureste asiático y el número 40 del mundo

HISTORIA

RANGÚN

Yangon -o Rangún oficialmente en español- es la entrada a Myanmar y la capital del país. Con sus parques y lagos se ha ganado una reputación como ciudad jardín del este. Sus abandonados edificios de estilo colonial sin lugar a dudas, los mercados abiertos y avenidas arboladas dotan con una extraña mezcla de encanto del viejo mundo y vitalidad moderna. El término Rangún proviene de las palabras birmanas yan y koun que significan “ciudad sin enemigos”

Rangún fue fundada con el nombre de Dagon en los años 500 por los mon. En esa época, los mon dominaban las partes bajas de la actual Myanmar. Dagon no era más que una pequeña villa de pescadores, centrada alrededor de la pagoda Shwedagon. En 1.753, el rey Alaungpaya conquistó la baja Myanmar y renombró Dagon como Rangún. La ciudad fue destruida por un incendio en 1.841 y sufrió graves daños durante la segunda guerra anglo-birmana de 1.852.
El Imperio Británico tomó la ciudad ese mismo año y la transformó en un enclave destacado tanto política como económicamente. Cambió su nombre al de Rangon. Los británicos introdujeron el sistema educativo occidental y construyeron numerosas escuelas religiosas para la enseñanza del inglés. Las principales industrias durante el periodo colonial fueron el arroz y la madera, aunque también tuvieron importancia otras como el algodón, las piedras preciosas o el marfil. A principios de los años 1.900, Rangon poseía unos servicios públicos e infraestructuras similares a las de Londres.
La ciudad sufrió fuertes daños durante el terremoto y el tsunami ocurridos en 1.930; también padeció graves destrozos durante la Segunda Guerra Mundial. Tras la guerra siguió siendo la capital del país. En 1.989 se adaptó la forma local Rangún del topónimo como oficial. Este cambio es un tanto controvertido ya que la junta militar que lo realizó no está legítimamente reconocida por algunos gobiernos. Los Estados Unidos, por ejemplo, siguen utilizando el nombre de Rangoon para referirse a la ciudad. También se cambiaron los nombres de las ciudades al birmano aunque muchos lugareños siguen usando los nombres en inglés.
En 1.996, para proteger algunos edificios coloniales bajo jurisdicción gubernamental, el gobierno realizó una lista de los edificios a conservar.
El 6 de Noviembre de 2.005, la junta militar empezó a trasladar sus dependencias hacia la moderna ciudad de Naipyidó. Las razones de este cambio no están muy claras aunque se cree que el régimen se trasladó hacia el interior para tener una mejor posición estratégica ante una posible invasión. Rangún perdió la capitalidad del país.

 

CÓMO LLEGAR

Para llegar a Rangún desde Bangkok compré el billete un mes antes por internet en Bangkok Airways, la aerolínea boutique, vuelo PG103 de ida y PG708 de vuelta, por 1.395THB por trayecto (unos 32€ por trayecto). El vuelo tarda 1 hora. El aeropuerto está a 19 kms del centro de Rangún. El taxi tiene un precio fijo de 7.000 kyats para llegar al centro.

Web no oficial del aeropuerto de Rangún y web del aeropuerto Suvarnabhumi de Bangkok. Ambos disponen de wifi gratis.
Recordemos que necesitamos visado para entrar, se puede hacer a la llegada pero es recomendable llevarlo hecho con antelación.

HOTELES

En Rangún el sector hotelero se está desarrollando y cambiará muchísimo en los próximos años. Los hoteles muy baratos, como sería una buena opción en Tailandia, no disponen de lo mínimo que un viajero occidental espera encontrar, en este link algunos que recomiendan pero no los he visitado.

En la web oficial de Turismo de Myanmar encontramos algunas recomendaciones, pero no sé si son del todo recomendables. Yo me dejaría llevar por las recomendaciones de Amazing Time Travels que fue la agencia que me lo organizó todo a mí y quienes entienden lo que los turistas occidentales exigen. Podéis comparar precios de los hoteles, pero Amazing Time Travels acostumbra a tener precios negociados y salen más baratos con ellos.
Mi selección, donde incluyo sólo los hoteles que he visitado:
Governor’s Residence fue mi hotel elegido para disfrutar de Rangún. Antigua residencia del gobernador de Birmania en los estados del sur, esta romántica mansión de estilo colonial evoca una época pasada. Situada en la zona de las embajadas, esta propiedad se encuentra oculta en verdes jardines de loto, dominada por magníficas barandas, e incluye una impresionante piscina en forma de abanico, marco perfecto para mis fotos, sea de día o sea de noche. Las habitaciones de este hotel de teca están elegantemente decoradas con sedas y algodones tropicales. Es super fotogénico.
El desayuno es completísimo y sus bizcochos y pastelerías deliciosos gracias al pastelero principal que es alemán. El desayuno es uno de mis momentos esperados en cualquier hotel, y sin duda, en The Governor’s Residence es perfecto.
Dispone de una zona donde se realizan perfectos masajes, el Governor’s Oasis Massage Lounge. El más recomendable es el que yo me hice, pues está hecho con Thanaka que es parte de la crema pastosas amarilla que llevan las mujeres birmanas para protegerse del sol.
El hotel será totalmente reformado pronto -tampoco es muy necesario- y se creará una zona de spa.
Ofrecen tours gratuitos en bicicleta, eligiendo dos tours de medio día cuidadosamente diseñados para evitar las multitudes de turistas.
Es sin duda el mejor hotel de la ciudad.
Para ver mis fotos linkar aquí
Para ver mi video linkar aquí
The Strand este encantador hotel de estilo colonial y situado en el downtown de Rangún, dispone de 31 amplias habitaciones y una pequeña zona donde hacen masajes. Cada planta del hotel tiene un mayordomo al servicio de los huéspedes.
El hotel fue inaugurado en 1.901 y construido por el emprendedor británico John Darwood y más tarde adquirido por los hermanos Sarkies quienes coleccionaban hoteles de lujo en la época colonial del sudeste asiático que incluían el Raffles Hotel de Singapur, el Easter and Oriental en la isla de Penang (Malasia) o el Hotel Majapahit de Surabaya (Indonesia). El hotel fue reconocido como uno de los mejores de la época. En los año 90 redujo sus habitaciones de 59 a 32 espaciosas suites, y en cada de una de sus tres plantas hay un mayordomo con mesa a la espera de brindar el mejor servicio a los huéspedes.
Merece una visita el hotel, su histórico The Strand Bar donde tomarse una copa o mi sugerencia: probar el delicioso Afternoon tea, sea en su versión clásica o en su versión birmana, es obligado para los viajeros a la ciudad. En The Strand Grill podréis experimentar la Grandeur de los años 20 y 30.
Mencionar el fantástico Afternoon tea que tiene dos versiones el clásico o el Myanmar Heritage Tea con productos típicos y así hacer una degustación de gastronomía birmana. Sólo por 17 dólares a partir de las 14,30 a diario en The Strand Café.
Por todo el hotel se despliegan fotografías de Myanmar del fotógrafo británico Tim Hall. El hotel pertenece a Leading Hotels.
Pronto empezarán las obras para tener un spa y añadir unas 20 suites a las ya existentes.
Para ver mis fotos linkar aquí
Sule Shangri-La el hotel ha sido hasta el 28 de abril del 2014 un Traders Hotel. Este gran hotel perfectamente ubicado en el centro, a unos pasos de la Sule Pagoda, dispone de su planta exclusiva The Horizon Club con un espacio para descansar, reunirse o tomar algo para los huéspedes más VIP y con vistas de Rangún a 360 grados. 484 son las habitaciones del hotel, con una parte de apartamentos privados, piscina, spa, salas de reuniones, varios restaurantes y bar de fumadores. Sin duda es una de las mejores opciones de la ciudad con la garantía y el servicio de Shangri-La.
Para ver mis fotos linkar aquí
Kandawgyi Palace situado a orillas del lago real (Kandawgyi lake) este hotel establecido en 1998 y con la madera como protagonista principal, es sin duda uno de los mejores de la ciudad. La forma de su edificio evocando pagodas y formas orientales es su mejor baza para gustarnos a primera vista. Sus 195 amplias habitaciones tienen en su mayoría vistas al lago, y es de obligada visita su restaurante francés, Agnes, no por su gastronomía, sino por su marco perfecto para sentarse y disfrutar de las vistas al lago.
Pronto empezarán las obras para construir un edificio completo como gimnasio y spa. En 1935 fue abierto como el club de remo de la ciudad. Es sencillamente precioso.
Para ver mis fotos linkar aquí
Chatrium Royal Lake este gran hotel de inspiración colonial, es un acierto en todos sus aspectos – el lobby y bar serán reformados la segunda mitad de 2014 -cosa que es le dará todavía más valor-, y habrá una banda de jazz cada noche en el bar-. Dispone de 301 habitaciones y fue abierto en 1998 y la gestión es de la tailandesa Chatrium desde 2008 y entonces reformaron todo el hotel. Su zona de piscina y jardines es preciosa e invitan al relax. Allí mismo se encuentra el spa.
No está en el centro, pero está bien ubicado para alojarnos, es una muy buena opción de lujo.
Park Royal cercano al centro, este moderno hotel de estilo contemporáneo, cuenta con 333 habitaciones, piscina, gimnasio, un spa un tanto insulso e incluso una pista de tenis. Cumple todos los requisitos de un hotel de cinco estrellas sin mucha personalidad. Antes fue un Novotel.
Millennium Hotel es la mejor opción por unos 60 euros. Este hotel cercano al downtown y con una terraza con seguramente las mejores vistas de la ciudad, fue abierto en Diciembre de 2013 y dispone de 60 habitaciones con todo tipo de detalles: desde la tetera para calentar agua para el té, a jaboncitos y secador. Aprobado con nota.
New Aye Yar Hotel es otra opción, aunque más discreta por unos 50 euros. Su ubicación en el centro es muy buena, a pesar de haber sido reabierto en Febrero 2013, algunos detalles de sus habitaciones son mejorables. De gusto dudoso en decoración (como el verde hospital que protagoniza el color de las paredes) pero con mucho espacio en las habitaciones. Aprobado justo.
Otro hotel que vale la pena aunque yo no pude ir, es el Savoy.
Yo no he estado, pero me dicen que como opción barata, el Motherland Inn 2 es muy buena opción

RESTAURANTES

Rangún Podríamos considerar esta lista de Lonely Planet como buena, sólo decir que no los he probado y que no está aprobado por mí.
De mis tres noches recomiendo encarecidamente Feel Myanmar Food pues es un buffet que se puede elegir lo que quieras, y tuvimos un festín por 6 euros. Hay varios en Rangún, no dejéis de entrar si los veis.
Otra muy buena opción es el Bangkok Kitchen (ubicado justo enfrente el Hotel Chatrium Royal Lake) con cocina tailandesa y birmana, enorme y donde se puede comer de calidad por poco dinero.

QUÉ VER

Rangún no es muy grande, se puede visitar en tres días como yo he hecho y sin prisa. 2 días enteros.
Si queremos que nos organicen el viaje recomiendo Amazing time Travels, por ser verdaderos especialistas en el país y ofrecer servicios profesionales.
Para ver Rangún en imágenes linkar aquí
– Shwedagon Pagoda: es el punto visible desde cualquier parte de la ciudad, resplandece brillante y majestuosa y parece pequeña. Pero cuando se visita uno se da cuenta de lo inmensa que es. Es difícil no darse cuenta de la masividad, resplandeciente, desorganización de chapado en oro de impresionantes templos, estupas y estatuas donde los monjes adoran, ofrecen flores, lavan las estatuas y oran. Por respeto a Buda, se dejan los zapatos en la entrada.
En pleno centro de Rangún, escenario de un constante vaivén de gente que viene a rezar, a hacer un picnic, a leer o simplemente a empaparse del ambiente.
Su estupa, posiblemente del siglo XI, es uno de los monumentos más bellos del mundo gracias a las más de 8.000 placas de oro macizo que la recubren y a los diamantes, rubíes, zafiros y topacios con que está coronada. La pagoda Shwedagon está rodeada de más de 100 pequeñas estupas, pabellones y salas.
Sencillamente impresionante y nuestro objetivo no distingue por donde tirar. Llega a abrumar, por lo que recomiendo tomarlo con calma: innumerables budas de oro brillantes, coloridos girando las ruedas, brillantes pisos de mármol y luces de colores.
Entrar cuesta 8.000 kyats a los turistas y se puede visitar de 4am a 10pm. Yo fui a las 5 de la tarde cuando el sol empieza a descender hasta que oscureció. Maravillosas fotos, maravillosa luz.
– Pagoda Sule: en el corazón del downtown, y en el centro del tráfico, se levanta la Sule Pagoda. Se dice que conserva un cabello de Buda, domina desde su altura el centro de la ciudad. Se dice que la pagoda se construyó después del tercer sínodo budista hace unos 2.200 años. Es muy raro encontrarse una base de forma octogonal (por cierto llena de tiendecitas de tecnologías, teléfonos o fotocopiadoras).
La Pagoda Sule es lo que más sobresale del centro, pero en la misma zona tenemos el Ayuntamiento, un edificio blanco, el juzgado un edificio de ladrillos rojos, la iglesia católica Immanuel Baptist y una Mezquita. Así como un par de rascacielos nuevos no muy altos y algunos maravillosos edificios coloniales venidos a menos que están esperando inversión para ser reconvertidos en hotel o en museo.
– Pagoda Botahtaung: su nombre hace referencia a los 1.000 oficiales que escoltaron ocho reliquias con cabellos de Buda provenientes de India, hace unos 2.500 años. Uno de esos cabellos se sigue conservando en ella, y es motivo de adoración por los budistas. Está enfrente del río y por su forma en forma de abanico y completamente dorada es una de mis preferidas. La pagoda se levanta 40 metros sobre el suelo. Nótese que al tener que descalzarnos para entrar, su suelo de porcelana hace que nos quememos la planta de los pies. Llevad siempre calcetines, más práctico.
Justo al lado se encuentra el río, un lugar excelente para disfrutar de la puesta de sol. Abierta de 5am a 10pm, los turistas pagamos 3.000kyats en concepto de donación.
– Chauk Htat Gyi Buddha: es el Buda reclinado más largo del país. Mide 72 metros y está bajo un edificio de metal al aire libre, en la calle Shwegpondine. La escultura fue construida en 1.907 y reconstruida en 1.957
La entrada es gratuita, aunque invitan a una pequeña donación.
– Museo Nacional: curioso edificio mal iluminado, enorme, con cinco plantas y donde encontraremos expuestas piezas de arqueología a etnología, piedras y vestidos. Todo bastante mal organizado, pero nos da una idea de la historia del país. Lo mejor el trono del león, impresionante. Abre de 9.30am a 4pm y la entrada cuesta 5.000 kyats.
– Palacio de Karaweik está ubicado en el Lago real, es una imagen tradicional de estuco de un barco tradicional real. La importancia de visitarlo es ver su vista desde allí o los espectáculos con cena que se organizan por las noches. Bastante impresionante aunque sea de cartón piedra.
– Lago Kandawgyi (antiguamente conocido como Lago Real) se encuentra cerca del centro de la ciudad y permiten disfrutar de uno de sus más bellos atardeceres, con la reluciente Shwedagon reflejada en sus plácidas aguas. Recomiendo pasear por su pasarela de madera o sentarse en el Hotel Kandawgyi y gozar de las vistas del lago. En el extremo oriental del lago más grande, se encuentra el Karaweik, una fiel réplica de piedra de una barcaza real, que funciona como restaurante y sala de espectáculos.
– Loka Chantha Abaya Laba Muni es la estatua gigante de mármol blanco. Esta maravilla de 11 metros de altura está en el camino que lleva al aeropuerto, por lo tanto es una buena última visita antes de partir. Se trajo el mármol blanco desde Mandalay y llegó a su destino en Rangún el 5 de Agosto del año 2.000, siendo consagrado el 27 de Febrero del año 2.002
– Elefante blanco (o albino), tiene en realidad un tono rosado y está junto otros tres elefantes. Da un poco de pena pues los cuatro están encadenados y casi no se pueden mover. La visita es gratis, pero como siempre se agradecen las donaciones.
Otras atracciones que a mí no me dio tiempo a visitar:
– Cementerio de guerra: está muy bien conservado y en él están enterrados más de 1.400 prisioneros de guerra británicos, australianos, y birmanos de la segunda guerra mundial. Después que Myanmar fuese reconquistada a los Japoneses los restos de los prisioneros de guerra muertos fueron trasladados aquí.
– National Gem & Emporium museum: una exposición de gemas extraídas en Myanmar, además de una gran variedad de joyas y piedras preciosas a la venta. Abre de 9:30 a 16:30 excepto lunes y festivos. Yo no pude ir, pero seguro que es una buena visita.
– Pagoda Kabar Aye: o pagoda de la Paz Mundial, donde se celebró el 2.500 aniversario de la muerte de Buda en 1.954, justo recién construida en 1.952. Se puede visitar de 6am a 8pm y la entrada cuesta 5.000 kyats

COMPRAS

Todo el centro de Rangún está plagado de tiendecitas de artesanías. Evidentemente lo que más destacan son los mercados, y de noche el Night market, abierto a diario entre 5pm y 10pm. Se sitúa en la calle principal entre la oficina postal y el museo, y se vende de todo, abundando las artesanías y tejidos locales hechos por las etnias que vienen hasta Rangún para vender. Se puede comer perfectamente en pequeños stands.

– Mercado Bogyoke (o de Scott): Conocido anteriormente como mercado de Scott, fue construido por James George Scott en 1.920 y en 1.947 le cambiaron el nombre a Bogyoke Aung San Market. Es el lugar donde perderse un par de horas. Para organizar nuestras compras y para ver la vida pasar. En este mercado se vende desde fruta y verdura hasta sedas y tallas de madera. Es el mejor lugar para elegir nuestros souvenirs. Es enorme y os gustará su arquitectura y sus tiendas. Abierto de 8am a 5pm menos los lunes.
– Mercado Mingalar: es uno de los mercados más grandes de Rangún, con abundantes productos frescos y todo tipo de objetos prácticos para la vida diaria. Los birmanos acuden aquí a menudo para comprar telas y ropa.
– Mercado de Hledan: es conocido sobre todo por su fruta, sus verduras y su carne. Si quiere conocer un mercado realmente «autóctono», es aquí donde tiene que venir, preferentemente por la mañana. Aquí encontraremos pocos turistas.
Muy recomendable por precio y calidad comprar plata o jade o piedras preciosas en Myanmar. El centro o los mercados están plagados de tiendas serias que venden dichos materiales

Y EL VIAJE SE ACABA….

Para ir al aeropuerto de Rangún tomo un taxi que me cuesta 7.000 kyats, es el precio fijo. En el aeropuerto hay wifi gratis.
Tomo el vuelo de Bangkok Airways PG708 que tarda 1 hora en llegar a Bangkok. Allí me espero para tomar el vuelo TK0069 de Turkish Airlines a Estambul que tarda 9 horas en llegar, y después de 3 horas de espera en el magnífico CIP lounge (la sala VIP de Turkish que es una de las mejores que he visto nunca) finalmente tomo el último vuelo destino a Barcelona con el vuelo TK1853 que tarda 3 horas en realizar el trayecto.