12 motivos para adorar Four Seasons Florencia

Es un museo de historia del arte convertido en hotel de lujo ubicado en el remanso de paz que alberga el mayor jardín privado de Florencia. El hotel está compuesto por dos palacios renacentistas, cuyos huéspedes anteriores fueron el Papa, una orden de monjas, cinco siglos de nobleza florentina e incluso el virrey de Egipto (quien vendió el palacio cuando se le prohibió que su harén se trasladara a él). Desde hace pocos meses en manos catarís pero perfectamente gestionado  por mis hoteles de lujo preferidos: Four Seasons.
Los dos palacios el Palazzo della Gherardesca del siglo XV y el Conventino de siglo XVI son el marco perfecto para vivir la Florencia del renacimiento en un entorno de lujo y exclusividad. Donde todo es armonioso y donde cualquier estancia se hace corta.
No dejéis de disfrutar este hotel sea eligiéndolo como nuestra casa en la ciudad, sea para cenar.

1- Es como entrar en un museo y trasladarse en el tiempo, a la época del Renacimiento de las familias nobles florentinas. Es la oportunidad perfecta para vivir el Renacimiento en su contexto original incluyendo los frescos, los bajo relieves, estucos y los papeles de seda de pared.
Desde su entrada por el Palazzo dellla Gherardesca con sus dos patios interiores uno para tomar el té de la tarde o relajarse y leer y el otro donde está el Atrium Bar con all day dining.

2- Sus 116 suites de palacio renacentista, desde las habitaciones standard, hasta las más increíbles suites, el Four Seasons Florencia se distingue por su gran tamaño en las habitaciones y baños. Muchas de sus suites disponen del arte florentino original cuidadosamente restaurado. Un sueño disfrutar de estas habitaciones y baños. 11 suites son especiales, cada una de ellas ofrece  arte propio y característico. Os aseguro que pocos hoteles habréis visto como este.
 
3- Su ubicación: está situado a diez minutos a pie del corazón de la Florencia medieval. Tranquilidad y relax asegurado
4- Sus toiletries de baño de Lorenzo Villoresi. Sí, este afamado perfumista florentino es el elegido para perfumar el hotel y para las toiletries de los baños. Me encanta.
 
5- Sus jardines de 4,5 hectáreas, es el jardín privado más grande de Florencia. Desde presentaciones a bodas, todo es organizable allí.
O nada y pasearse entre los cuidados caminos. De hecho para ir al spa o al gimnasio tenemos que pasar por ellos. O para ir al edificio il Conventino, pues Four Seasons Florencia está compuesto por dos edificios (unidos por los jardines)
Más romántico y discreto imposible.
6- Su jacuzzi exterior, junto a la gran piscina se puede disfrutar de este enorme jacuzzi con agua muy caliente y chorros muy fuertes haga el tiempo que haga. Una delicia en invierno.
 
7-  Su spa de dos plantas con 10 salas de tratamientos y con productos de Officina Profumo Farmaceutica di Santa Maria Novella, una de las perfumerías naturales más antiguas datadas del siglo XIII por monjes florentinos (por cierto no os perdáis su tienda-museo). Disfruté de un tratamiento de lavanda orgánica de 90 minutos y un tiempo asueto en la sala de relajación.
 
8- Sus cócteles "drink your desert": el barista ha creado una serie de cócteles con sabor a postre clásico pero bebibles, yo disfruté de un tiramisú, pero entre la oferta están el SacherTorte, o el cheese cake.
 
9- Servicio perfecto: Sí, esto es inherente a Four Seasons. Todo fluye, todo está ideado para que el huésped disfrute de una estancia inolvidable. A mi me preparon diversas informaciones que necesitaba antes de llegar al hotel. El concièrge me respondía en tiempo record.

10- Il Palagio es el restaurante ubicado en el Palazzo della Gherardesca y que cuenta con 1 estrella Michelin. Sus techo abovedado es original y en verano también disponen de una terraza al aire libre (tendré que volver). El chef ejecutivo Vito Mollica se encarga de dar un toque contemporáneo a las recetas toscanas, utilizando sólo los ingredientes más frescos provenientes de productores artesanales y locales. El Chef pastelero Domenico Di Clemente ofrece una tentadora selección de pasteles y postres que son seguros para satisfacer hasta el más exigente paladar dulce. Además disponen de más de 50 referencias de vino por copa elegidas por el sumerlier francés Thomas Vandenbossche.
El desayuno se sirve también en Il Palagio.

11- Su increíble capilla para eventos, lugar perfecto para bodas o presentaciones.

12- Su pequeña capilla: el lugar perfecto para una cena íntima o para tomarse un té como yo hice.
Discreto, y de una decoración que te evoca al Renacimiento florentino. Perfecto.

 
 
Para ver todas mis fotos linkar aquí
Para ver el video de mi suite noble linkar aquí