0 elementos
Kioto es una maravilla: una ciudad llena de templos budistas, santuarios sintoístas, jardines y castillos, sencillamente un placer para los hedonistas, para los paseantes sin rumbo y admiradores de la belleza, de lo zen.
Unos 1.600 templos budistas, otros cientos de sintoístas, las villas imperiales, 200 jardines catalogados Kioto es una ciudad para pasar mínimo 7 noches. Yo lo hice y me supo a poco.
También se encuentra el otro Japón, la modernidad, la subcultura, el frikismo y las compras. Tradición, y modernidad. Y geishas. Kioto es todo.

Un cúmulo de sensaciones non stop. Viajar a Kioto no deja a nadie indiferente, Y al contrario que mucha gente cree, Kioto es asequible si sabe sabe dónde quedarse.

Los alojamientos en Japón van desde los hoteles de lujo – en los que me alojé- a algunos de negocios con todo lo que se precisa para pasar una noche agradable, hasta una cama cápsula (literalmente). Y ya que estamos en Japón recomiendo una experiencia única y que sólo puede tener lugar en Japón es alojarse en un Ryokan, un alojamiento tradicional, sus habitaciones se componen de un piso de tatami, baños termales colectivos (onsen), jardines y cocina sofisticada con platos típicos de cada zona. Obligado si visitáis Japón.

En Kioto no importa dónde nos alojamos, el transporte público es bueno y los templos y demás atracciones turísticas están esparcidos en toda su amplitud.
Mi guía de Kioto linkar aquí

– Hyatt Regency: Es uno de los hoteles más lujosos de Kioto. Cuenta con 189 habitaciones de las cuales sólo 1 es tradicional japonesa como en un ryokan. El resto son de diseño elegante y tradicional, muy bonitas. En las cabeceras de la cama utilizan antiguas telas de seda de los quimonos .Tiene tres restaurantes: la Trattoria Sette que es italiano, el Touzon, magnífico japonés y The Grill que como su nombre indica tiene cocina abierta y preparan todo tipo de carnes a la plancha.
Su spa ofrece tratamientos clásicos japonesos y algunos innovadores que se combinan con acupuntura. El hotel se inauguró en el año 2.006 y está muy bien situado, además cuenta con una para de autobuses justo enfrente.
– Citadines Kyoto: Muy bien situado Abierto en Marzo 2.010, tiene 124 habitaciones enormes, como apartamentos pues tienen cocina americana y todo lo imprescindible. Tienen también servicio de lavandería con un coste de 200¥. Internet es gratuito en las habitaciones, pero no usar los ordenadores de recepción pues hay que pagar. El precio por habitación es de unos 100€, según temporada y días de estancia. En definitiva, el hotel me gustó mucho
– The Hatanaka: Este magnífico ryokan de tan sólo 24 habitaciones está en Gion. Es la perfecta introducción a las tradiciones japonesas, transportarte en el tiempo y vivir una experiencia real de dichas tradiciones que siguen vivas. Además, en el ryokan se puede alquilar un kimono y vestirse para la ocasión.
La gran habitación del ryokan no tiene cama, la montan poco antes de ir a dormir. El desayuno lo traen a la habitación.
Me encantó y tiene un onsen fantástico.
 

Además los sábados ofrecen una cena Maiko, es decir, una cena con menú degustación de las aprendices de geisha para un máximo 30 personas. Cuesta 18.000¥, muy recomendable.

– Hotel Monterey: Muy bien ubicado, habitaciones muy bonitas. Tiene incluso una gran capilla para celebrar bodas.
Bueno, bonito y barato.

Hoteles que no he visitado pero que sé que valen la pena porque se han alojado amigos::
The Screen Kyoto:  Hotel de diseño de tan sólo 13 habitaciones.
My Stays Kyoto: Yo no dormí allí pero unas amigas mías sí y sólo tienen buenas palabras. La opción lowcost perfecta.
Otras cadenas japonesas lowcost -el problema radicar en que algunas de las web están sólo en japonés-: Super, Toyoko inn, Prince Hotels, Remm Hotels, Hankyu Hotels