0 elementos
Amo Londres, soy una super fan de esta ciudad y habré estado mínimo una veintena de veces. Pasear y descubrir barrios diferentes es lo que más me gusta. Su gastronomía definitivamente no. He oído más de una vez que en Londres se come mal, que está atestado de pésimos restaurantes y eso es lo que se piensa si no se tiene una guía adecuada. En este artículo voy a desmitificarlo, y con ejemplos y presupuestos para todos los gustos. Obviamente, si llegas a una gran ciudad como Barcelona y entras en el primer cuchitril que vislumbras en plenas Ramblas o cualquier zona turística ten por seguro que no te vas a encontrar con la mejor relación calidad-precio. En Londres sucede lo mismo, no puedes entrar a cualquier sitio si no quieres salir despavorido.- Los fish & chips aceitosos, «haberlos haylos», pero si se sabe dónde encontrar uno realmente bueno, será delicioso. Yo acostumbro a ir a restaurantes de otras etnias, sobre todo hindúes. Pero por suerte tengo un buen amigo conocedor profundo de la gastronomía local y que vive en Londres. Es el caso de mi amigo Oriol Rudol, chef, gastrónomo y propietario del magnífico catering The Croqueta Lover en Londres, por primera vez y excepcionalmente, he pedido una contribución externa a mi blog. Él domina un tema que casi desconozco y él será quien nos guíe en la tarea de seleccionar sus restaurantes favoritos de la capital británica.
Oriol busca, conoce, prueba, comenta, vuelve y ha descrito para mi blog -en exclusiva- su selección de restaurantes: – «La primera referencia, y es el único caso, es una parada del mercado en Broadway Market (llegando desde el canal, una de las primeras paradas situadas a la derecha) pero que se ha vuelto imprescindible para todas las visitas que nos hacen los amigos. Fin and Flounder pertenece a una de las mejores pescaderías de Londres, y sirven sin duda, los mejores bocadillos de la ciudad (increíble el de tataki de atún con rúcula & mayonesa de wasabi y el de vieiras rebozadas con crujiente de bacon). Solo abren los sábados, pero merece una visita a este mercado por estos bocados celestiales – Segunda parada: Pimlico Fresh (ver reseñas en Tripadvisor o Timeout). Muy cerca de Victoria Station, bajando hacia Pimlico. Excelente lugar, además de económico para degustar un brunch. Cocinan como nadie los huevos, siempre frescos (con salmón ahumado, con aguacate, etc..). Carrot cake para quedarse sin habla, y un café decente de veras, algo dificil de encontrar en Londres.
– Koya, un japonés auténtico donde sirven los mejores noodles de la ciudad a un precio irrisorio. Situado en pleno Soho, más vale llegar pronto si no quieres hacer cola (lo bueno de Londres es que hacen horarios ininterrumpidos, por lo que puedes comer durante todo el día). En la pared también hay colgadas diferentes propuestas del día que variando dependiendo de la época del año.
– Burger & Lobster Aviso para navegantes: no reservan si sois menos de 6 personas, y a veces nos han llegado a decir que nos esperemos 2 horas… Lugar extremadamente concurrido (al menos el del Soho), pero tiene su lógica: la carta consta de 3 platos solamente: langosta (a la brasa o hervida, servida con ensalada y patatas), hamburguesa de langosta o un brioche con carne de langosta. Recomendamos la langosta, sin duda. ¿El precio? 20 GBP, irrisorio teniendo en cuenta la calidad del producto (bebidas no incluidas) – The Corner Room se trata del restaurante informal que Nuno Mendes comparte en el Town Hall Hotel, el mismo edificio donde se encuentra su aclamado y estrellado restaurante Viajante. Lo curioso del tema es que en el sótano hay una gran cocina donde se realizan las preparaciones previas, y ambos restaurantes comparten muchos de los ingredientes. Probablemente estamos hablando del restaurante con mejor relación calidad-precio de la ciudad (menú dos platos, 19GBP, tres platos 23GBP)

– Arbutus es un bistro deluxe situado en pleno Soho, cuenta con una estrella Michelín. Podemos optar por menú (pre o post-teatro), o a la carta. Extensa carta de vinos y para las amantes de los quesos, excelente tabla para finalizar el ágape. – Yauatcha: Un restaurante chino se cuela en la lista, ojo, restaurante chino con estrella Michelín. Inconmesurable menú degustación, con unos canelones de setas que se deshacen en la boca y el pato a la pekinesa que trocean delante del comensal. Excelentes cocktails y de postre: macaroons de lo más curioso (desde los clásicos pasando por los de palomitas o de chicle de fresa…). Imprescindible reservar.Dinner by Heston Blumenthal es actualmente el 5º mejor restaurante del mundo según la lista de San Pellegrino y cuenta con dos estrellas Michelin, Dinner destaca por la calidad de sus materias primas así como la laboriosidad de sus salsas y condimentos. El plato estrella es la falsa mandarina rellena de parfait de foie-gras y el nitro-helado. Situado dentro del hotel Mandarin Oriental en Knightsbridge, goza de unas excelentes vistas a Hyde Park. – The Hand & Flowers Emplazado en la localidad de Marlow, a una hora de Londres, es el único pub del mundo con dos estrellas Michelín. Se hace imprescindible reservar con antelación. Desde el fish and chips pasando por cualquiera de sus carnes y guarniciones presentados de una manera impecable saciarán los paladares más exigentes. De postre el soufflé de plátano es un must.

– The Fat Duck Reservar en The Fat Duck entraña la misma dificultad que reservar en El Celler de Can Roca, pero con suerte a veces hay alguna anulación de última hora… El menú degustación es sencillamente sensacional. Heston Blumenthal utiliza todos los sentidos del comensal para arrancar una sonrisa (el plato Sound of the sea se acompaña de un Ipod…). 6 horas duró la experiencia en el restaurante. Preparáos.»

Ya podéis reservar un avión para una escapada gastronómica en Londres que como véis sí vale la pena.