0 elementos

Hace algunos años, seis para ser exactos, Albert Adrià, el hermano más joven del Dios de la cocina vanguardista Ferran Adrià, abrió Inòpia, un pequeño bar de tapas usando productos básicos e innovando el concepto de los platos. El Inòpia no estaba situado en el corazón de Barcelona, sino en el barrio de Sant Antoni y ofrecía un concepto de cocina de vanguardia usando las últimas técnicas para renovar las tapas clásicas. Albert cerró este bar y su ex socio Joan Martínez se quedó con él y cambió el nombre a Lolita Tapería, sigue siendo uno de mis preferidos.

Albert siguió y diseñó su propia estrategia y se imaginó cómo quería para Barcelona la más nueva y moderna gastronomía. Se asoció con los hermanos Iglesias, propietarios de otros tres restaurantes, en el barrio de Poble Sec: Cañota casa de tapas, el super clásico de referencia Rías de Galicia y el novísimo Espai Kru. Es aquí donde empezó todo: el nacimiento de la nueva milla de oro gastronómica en Barcelona. De una barriada de trabajadores sin atractivos y casi insulsa, a la meca de los foodies mundiales.

El mismo tiempo que todo esto se estaba fraguando los hermano Iglesias redefinieron el concepto de tapas ofrecido en Cañota casa de tapas con una renovación ligera del diseño del local y drástica de la oferta en su carta, diseño gráfico y nombres divertidos, y más allá de lo clásico, convertieron en moderno lo ya existente. Incluso ofrecen tapas de chef reputadísimos en su carta, desde Paco Roncero, Dani García a Jose Mari Arzak, todo en un ambiente muy relajado y urbanita. Rías de Galicia, en cambio, es uno de los símbolos gastronómicos en Barcelona con su clásica manera de pensar y cocinar la experiencia gastronómica rinde los honores a la cocina del noroeste de España, ofreciendo uno de los mejores pescados y mariscos de la ciudad condal. En su primer piso, donde hasta hace unos meses disponían de un comedor extra, han creado Espai Kru, como su nombre indica un lugar moderno e imaginativo donde los chefs preparan en una cocina abierta mayoritariamente platos crudos, como volviendo al orígen de los productos para extraer el mejor y más nítido sabor. Los aliños y marinados son protagonistas secundarios, el rol perfecto para hacer de la experiencia en Espai Kru un placer para los sentidos. Creedme que no soy de comer platos crudos, pero en Espai Kru ya me han visto tres veces y seguiré yendo. Además ofrecen el marco perfecto para redondear la noche con los cócteles por la germanobrasilera Stephanie Werneck. Diferentes y deliciosos.

Mis fotos de Espai Kru linkar aqui
El primer local que Albert y los hermanos Iglesias abrieron fue 41º Experience en Enero 2011, coctelería & snack bar. La experiencia gastronómica compuesta por 41 pases con cerca de 50 elaboraciones que combinan snacks y fingersfoods con bebidas y cócteles. Este nuevo concepto de cena, está acompañado por un espectáculo de imágenes y proyectadas y una selección de música. Sólo para 16 comensales cada noche. Una experiencia diferente.

Justo debajo del 41º Experience se encuentra el Tickets Bar abierto en Marzo 2011, descrito por Albert Adrià como El Bulli de barrio, el retorno de la alta gastronomía para la gente real. Tickets Bar es un concepto global que interrelaciona el concepto de gastronomía con la manera de entender la vida, una sorpresiva manera de experimentar el ambiente de comida, no es ni cómodo ni elegante, sino es un lugar para disfrutar con amigos de una experiencia única. El comensal es un actor más en este teatro, es un cuento de hadas donde pasan cosas, pasan tapas, te las explican y las comes. Todo tiene su explicacion y acompañado de una sonrisa.

Mis fotos de Tickets Bar linkar aquí
 

El 2 de abril de 2013 abrió el nuevo proyecto gastronómico del grupo BCN 5.0, que agrupa las recientes incursiones en la restauración de Barcelona de los hermanos Albert y Ferran Adrià y los hermanos Juan Carlos, Borja y Pedro Iglesias. Pakta, un restaurante nikkei, peruano-japonés, un camino intermedio entre una taberna japonesa o un espacio nikkei, donde la madera de colores suaves domina la decoración y las cuerdas de colores -todo muy peruano- cuelgan con sus tejidos por las paredes. Comida fusión, con palillos o sin ellos. Platos japoneses con ingredientes peruanos, intercambio gastronómico trabajado por Albert con la chef Kyko Li y con el peruano Jorge Muñoz.

Mis fotos de Pakta linkar aquí
 
 
A finales de julio 2013 se ha abierto la Bodega 1900, ubicada justo enfrente del Tickets, es la foto perfecta de una antigua bodega de barrio con sus mesas de mármol, su vigas en el techo, y un servicio de restaurante. Atentos y simpáticos. Su oferta formada por jamón y embutidos Joselitos, conseras «de las buenas», patatas chips hechas allí mismo, algunas versiones de olivias esferificadas (como las de Tickets), croquetas de jamón, y un increíble melón con martini de postres que es la guinda perfecta. Todo esto con un vermú creado por ellos que es delicioso.
Por cierto, no os perdáis una visita al baño.

Caminando entre Avenida Paral.lel y calle Lleida, en cinco minutos se puede disfrutar de la mejor cocina de vanguardia en Barcelona, la nueva milla de oro gastronómica en la ciudad. La oferta es variada, atractiva y ofrece todo lo que puede inspirarnos para una velada deliciosa y memorable.