0 elementos
El restaurante Angle ha sido trasladado al centro de Barcelona, desde el Món Sant Benet al Hotel Cram en pleno corazón de la ciudad condal y he tenido la suerte de disfrutar de una comida increíble con el chef Jordi Cruz. Angle nació en Abril del año 2008 en Sant Fruitós del Bages dentro del proyecto cultural turístico de Món Sant Benet, donde se encuentra la fundación gastronómica Alicia. El restaurante está liderado por el chef Jordi Cruz junto a la maître y sommelier Karen Escribano; recibieron su primera estrella Michelin en Noviembre del mismo año.
 
El traslado, como me contó el mismo chef Jordi Cruz fue debido a la voluntad de estar más presente en el mismo restaurante, teniendo los tres restaurantes de Jordi en la misma ciudad, es más fácil poder controlar la cocina, detalles y estar con el equipo prácticamente a diario. ABaC, Ten’s Tapas restaurant y Angle son los tres puntales en los que se basa así mismo el proyecto de turismo de la família González con los hoteles ABaC – el más lujoso y sofisticado de Barcelona-, Park Hotel – en un premiado edificio de arquitectura racionalista donde está el Ten’s-, The Mirror Barcelona -con el también estrellado chef Paco Pérez–  y finalmente el Hotel Cram donde encontramos el nuevo Angle.

 

 

 

La cocina de este nuevo Angle está liderada por Jordi Cruz, Jordi Cuairan como jefe de cocina y un equipo de jóvenes profesionales -cinco de ellos trabajaban hasta hace poco en ABaC- fuerza, afán para experimentar el producto desde su esencia a la entrega del placer culinario. Alta calidad, proveedores que saben qué espera Jordi Cruz de su producto y la voluntad de llegar a ser referencia gastronómica en Barcelona. Jordi define sus objetivos, tanto en ABaC como en Angle – sus dos restaurantes de alta gastronomía- son la claridad de los mensajes detrás de cada receta para definir su manera de entender la gastronomía basada en la creatividad y en el producto.

 

Algunos ejemplos para que empecéis a salivar:
Su versión de melón con jamón

 

Papillot de espárragos blancos con bacalao, agua de setas y citronela

 

 

 

Ceviche de pesado con limón, nieve de pepino y cerezas

 

 

 

 

 

Coco, yogurt, manzana verde y yuzu

 

 

 

 

Para ver todos los platos que degusté en compañía de Jordi linkar aqui

Platos de medidas justas, suficientes para salir contento y satisfecho. Algún plato grita pedir repetir, pero de eso se trata un menú degustación, de probar diferentes cocinas y propuestas del chef. Precio 80€.

 

 

 

Excelente servicio, espacio, amplio, claro, agradable, pausado, platos innovadores y felicidad. 

 

Garra, chispa, pasión y mucho «seny» son las características que describen a Jordi Cruz