Mi selección de hoteles en Regensburg

Alemania es mucho más que Berlín o Munich, en su mayoría los turistas se quedan con las dos capitales, aunque si ampliamos y visitáis Colonia, o Hamburgo quedaréis encantados. Después destacan otras ciudades preciosas que no tienen acceso directo de aeropuerto y que no acostumbran a ser destino de fin de semana, sinó destino de un alto en el camino en un recorrido en coche por algún Land alemán. Entre estas quiero destacar ciudades que conozco muy bien como Aquísgrán (Aachen donde pasé un par de años cuando era estudiante), Heidelberg, Nuernberg, Bamberg, Freiburg, Kiel, Lüneburg y muchas otras que me dejo. Pero aquí quiero compartir mi selección de hoteles en Ratisbona (Regensburg). Esta linda y agradable ciudad de unos 150 mil habitantes, tiene origen romano de más de 2 mil años de antigüedad, y destaca por un casco antiguo con innumerables obras de arquitectura románica y gótica, y por suerte no fue bombardeada en la segunda guerra Mundial, por lo que su centro está intacto. Además está atravesada por el Danubio, por lo que la convierte en una ciudad encantadora y por qué no, de aspecto romántico. Es además Patrimonio de la Humanidad desde Julio del año 2006.
He aquí mi selección de hoteles que he visitado y he revisado para compartir con vosotros:
Hotel Goldenes Kreuz
Un hotel con carácter antiguo, aunque totalmente renovado, donde encontramos ocho enormes habitaciones que recuerdan una suite palaciega. El goldenes Kreuz traslada a sus huéspedes a otra época, es como un cuento de hadas, y cada una de sus ocho habitaciones llevan el nombre de un emperador de la época dorada, con camas de dosel, vigas de madera en el techo, suelos de parquet, cristal, grandes espejos, todo muy elegantemente aristocrático,
 
 
Goliath Hotel
Las 41 encantadoras y amplias habitaciones del Goliath hotel son todas diferentes y con un aire divertido y contemporáneo. Ubicado en un edificio histórico, cuando se accede a su interior todo toma un aire moderno y contemporáneo. Es un hotel fantástico y muy recomendable. Además de sus agradables habitaciones cuenta con una pequeña zona wellness para poder relajarse. No perderse justo enfrente el restaurante David de la misma propiedad que a parte de ser muy bonito, nos ofrece vistas espectaculares a la catedral.
Este hotel fue la elección de una pareja oscarizada de actores españolas durante su estancia en Ratisbona.
 
 
 
 
Sorat Insel Hotel

Ubicado en una preciosa ubicación para tener vistas inmejorables, en la pequeña isla en el Danubio, el Sorat Insel Hotel es el más grande de Ratisbona. Fue construido en 1995 y sometido a una completa renovación en 2005 y algunas habitaciones en 2010. Dispone de un total de 75 habitaciones y de una pequeña pero agradable zona con sauna y jacuzzi. Además de varias salas de reuniones y conferencias por lo que muchas pequeñas convenciones tienen lugar en el Sorat. 
De obligada parada para tomarse algo en acogedor bar con terraza.

 
 Hotel Orphée - Andreas Stadel
Abrió sus puertas en diciembre de 2004 y está ubicado en el Künstlerhaus Andreas Stadel cerca del puente Steinernen Brücke. El establecimiento cuenta con 10 encantadoras y amplias habitaciones, 6 de ellas con una terraza al sur frente a las terrazas de la orilla del Danubio. Todas las habitaciones cuentan con decoración mediterránea y cuentan con una pequeña cocina. Perfecto para familias o escapadas románticas.
Os encantará. 
  
 
Bajo este paraguas se conjuntan  tres diferentes hoteles en el centro histórico - menos el Andreas Stadel que está ubicado en la otra orilla del río. Los dos en el casco histórico son prácticos, funcionales y con un aire tradicional perfecto con el entorno en que se encuentran. En un edificio barroco su restaurante y café es un must para hacer un alto en el camino, data de 1896.
Cuenta con 25 tranquilas habitaciones, decoradas con elementos antiguos de muebles, camas con dosel y techos de estuco hermoso.  
 
 
Este hotel de gestión familiar ofrece 59 habitaciones temáticas con conexión Wi-Fi gratuita. Está ubicado en cel casco histórico.Con techos de artesanado de madera y vistas fantásticas a la catedral, este hotel ofrece habitaciones amplias y muy agradables, perfectas por ubicación. Todas las habitaciones del histórico de 4 estrellas Münchner Hof tienen su propio estilo. Todas las habitaciones incluyen TV por cable, un escritorio y un baño con secador de pelo, sus baños son seguramente demasiado sencillos con respecto al resto del hotel. Además ofrecen un terminal de internet gratuitoa en la zona de recepción. Los huéspedes reciben descuentos en el parking Am Dachauplatz, a sólo 5 minutos a pie del hotel.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Y si está libre pedid las habitaciones nuevas en la torre azul que está justo enfrente del edificio principal del hotel y están ubicadas en una de las pocas torres patricias que todavía se conservan en la ciudad. ¡Toda una experiencia!

NB: Todas las fotos han sido tomadas por mi