Mi selección de terrazas de hotel en Barcelona

Podriamos decir que estamos en temporada de terrazas, y de disfrutar del buen tiempo pero tenemos que admitir que estamos en un clima mediterráneo privilegiado, y que se puede disfrutar de estas terrazas en cualquier época del año. Qué decir que son el reclamo ideal para atraer a huéspedes y foodies, tanto locales como turistas. Con esta excusa, la mayoría de hoteles que disponen de preciado tesoro, se las inventan todas para ofrecer novedades gastronómicas, combinaciones de cócteles (posibles e imposibles), conciertos de jazz, de flamenco, ópera o de música indie -tan de moda- e incluso te puedes encontrar a un mago deslumbrando con sus trucos o un caricaturista dibujando. Cualquier distracción que acompañe al cóctel sirve.
Vistas, música, copas, diversión, y por qué no, postureo. También. 
 
De hecho cualquier excusa es buena para salir y divertirse, dícese que forma parte de nuestro carácter mediterráneo y será que sí porque las terrazas están a rebosar.
 
Aquí os he hecho una selección de mis terrazas preferidas, en su mayoría me encontraréis con frecuencia en ellas, y sea para tomar algo, para comer, para merendar o de copas con amigos. Es un lujo disponer en Barcelona de estas terrazas con vistas y ubicaciones privilegiadas. Un lujo asequible para todos los bolsillos.
*Podéis leer aquí el mismo artículo en inglés
 
Jardín Mimosa y el Terrat en Mandarin Oriental Hotel: La sofisticada, discreta y elegante de 660 metros cuadrados combina sol, naturaleza e intimidad a partes iguales, dando forma a un rincón lleno de encanto: un precioso jardín en el patio interior del hotel, típico del barrio barcelonés Eixample. Sólo sirven bebidas. El sitio perfecto para aislarse del bullicio de la ciudad.
Y desde esta temporada se puede disfrutar de la terraza del noveno piso del maravilloso edificio del Mandarin Oriental, hasta ahora sólo abierta para huéspedes. El Terrat es un lugar ideal para tomar algo y especialmente para degustar su oferta de cocina nikkei, fusión de peruana y japonesa.
 
Roba Estesa y la Terraza del Lounge Bar en el Hotel Neri: El único Relais & Chateaux de Barcelona es el hotel Neri, dispone de dos terrazas: La pequeña pero coqueta terraza Roba Estesa (ropa tendida en catalán), es uno de los discretos lugares donde tomar algo con un buen cóctel y para picar algo en una ambientación inspirada en el feng-shui y visualizar los tejados vecinos del barrio Gótico. Situada en la 4a planta del hotel y con aire muy fresco, el cliente podrá degustar desde una terrina de foie con mermelada de rosas y manzanas, a un carpaccio de salmón con mantequilla de eneldo, una hamburguesa de ternera con rúcula, queso y chips, apetece, ¿verdad?

La Terraza del Lounge Bar, situada en la peculiar plaza de Sant Felip Neri sirve desayunos, comidas y cenas y es el lugar ideal para tomar un snack a cualquier hora del día, mientras se está rodeo de historia viva. 

 

B Hotel: Este hotel de tres estrellas, es para mi prácticamente como un cinco: habitaciones amplias de diseño, amenities divertidos y prácticos, el secreto por descubrir cool BBar con deliciosos cócteles - mi preferidos margarita spicy mango o el gin gin mule-, wifi incluido, un amplísimo desayuno y su magnífica terraza. Ésta consta de una piscina infinita con vistas a Montjuïc, es un lugar que pocos barceloneses saben y un secreto en el que se puede degustar unas tapas y unas bebidas.

Para ver mis fotos del B Hotel linkar aquí
Ànemos Terrace Bar en Cram hotel: Este fantástico hotel de diseño contemporáneo y que está sufriendo una renovación profunda, dispone de una terraza con vistas al Eixample barcelonés con una piscina larga y estrecha que es perfecta para refrescar las noches de verano. Además, en esa terraza, cerrada en invierno, es donde se desayuna y os puedo asegurar que es uno de los mejores desayunos de hotel de Barcelona, por variedad y calidad. Desde el mes de Mayo 2013, la restauración está dirigida por el chef biestrellado Jordi Cruz, una gran excusa para ir a la terraza Ànemos y cenar algo a la luz de la luna y con vistas al Tibidabo.

Terraza del Hotel Omm: Espacio perfecto para ver y ser visto. Sus fiestas Moët & Chandon para presentar el novedoso Moët Ice Impérial son los must para los urbanitas que son o quieren ser algo. Durante el día acceso exclusivo para los huéspedes del magnífico hotel, los aterdeceres son para compartir con los visitantes. Compartir la apetitosa barra de sushi, o los helados de autor de Rocambolesc de los triestrellados hermanos Roca. Todo con vistas a la Sagrada Família y al Eixample

Skybar en Grand Central Hotel: Es seguramente la mejor terraza de Barcelona, por diseño, ubicación y por su piscina infinita en la que se han grabado múltiples anuncios. Sin más que añadir.

 
Hotel Bagués: Es sin duda la atalaya perfecta para observar a las hordas de turistas que rumian en las Ramblas. La ubicación perfecta para observar sin ser observado. Una pequeña pero coqueta piscina que descubre los cuerpos de sus usuarios, y unos cócteles dignos. El sitio perfecto para barceloneses que quieran turistear.

Alaire en Hotel Condes de Barcelona: La espectacular Terraza Alaire ocupa toda la cubierta del Edificio Center del Hotel, desde donde se contempla un paisaje privilegiado de la Barcelona Modernista con las siluetas de La Pedrera en primer plano y la Sagrada familia en la retaguardia. Es uno de los lugares perfectos para tomar algo con los amigos. Uno de mis sitios habituales sobretodo en la puesta de sol. No os lo perdáis.
Para ver mis fotos del Hotel Condes de Barcelona linkar aquí

 
 
La Terraza del Claris: Situado en la última planta y junto a la piscina del hotel, La Terraza del Claris es el espacio ideal para disfrutar de las noches de verano e inverno en un entorno completamente acristalado, con espectaculares vistas del centro de Barcelona. Ofrece una cocina de autor de inspiración mediterránea, con varias opciones de menú y menú a la carta a escoger. Otro de los must
- Hotel Duquesa de Cardona: ubicado en el Paseo Colón con vistas al puerto, este edificio histórico dispone de una terraza abierta al público, con una carta menú desenfadada y dos piscinas. Me encanta para ver aterdeceres espectaculares. 
Para ver mis fotos del Hotel Duquesa de Cardona linkar aquí

 
Mercer Hotel: Construido entre murallas romanas reales, este maravilloso hotel dispone de una terraza con magníficas vistas al Born y a la Catedral Consta de una pequeña piscina, pero lo más importante su discreción y abstracción entre murallas romanas y viejas casas del barrio gótico de Barcelona.
Para ver mis fotos del Mercer Hotel linkar aquí

La Dolce Vitae en el Hotel Majestic: Subir a La Dolce Vitae es una de mis sugerencias a mis amigos y conocidos que visitan Barcelona, les da una perspectiva única. Es el lugar ideal para relajarse después de un tratamiento en el pequeño pero maravilloso spa adyacente. Cuenta con una pequeña piscina para remojarse, y un mural colorista de Philip Stanton que bordea la piscina y connecta con el aire mediterráneo de los muebles de Kettal. Además, desde este año la gastronomía es del afamado chef Nandu Jubany, otro motivo para acercarnos a La Dolce Vitae

 
Frank's en Hotel Arts: Se llama Frank porque entre sorbo y sorbo se divisa el pez gigante de Frank Gehry. Música, marchita, buen humor, buena comida, copas, es el lugar ideal para encuentros con amigos en un ambiente sofisticado al lado del mar. Desde quesos y platillos de ibéricos, a inspiraciones japonesas y dimsum. Regado con buenos cócteles, vino y música. Música en vivo todos los miércoles de la temporada de verano.
Para leer el post que le dediqué hace un tiempo linkar aquí
 
Ohla Terraza Chill-Out: Esta magnífica terraza con vistas al barrio gótico de la ciudad condal, tiene una piscina transparente que debidamente iluminada es el marco perfecto para tardes de verano. De las que no queremos que acaben. Además este año añade a la oferta de su chill-out vespertino un original show de natación sincronizada ( de junio) y una oferta musical de jazz & blues en vivo a partir de las 21.00 horas. De verdad que os encantará. Cool y ambiente tranquilo. 

Renaissance Barcelona Fira Hotel: Este hotel Marriott, apartado del centro de la ciudad, dispone de una gran terraza y piscina a cien metros de altura en un fantástico edificio diseñado por el arquitecto Jean Nouvel. Desde allí las vistas a la entrada de Barcelona son impactantes y sin duda, se pueden organizar fiestas hasta tarde. No hay vecinos.
Para ver mis fotos del Renaissance Barcelona Fira Hotel linkar aquí

Miramar Bar en Gran Hotel La Florida: La Dama de las terrazas de Barcelona y la única que ofrece visión circular cien por cien de toda la ciudad. Impresionante y el lugar que ir con calma, de slowterracing. Puestas de sol impresionantes combinadas con buena gastronomía o una copa. Id, me lo agraceréis.
Para ver mis fotos del Gran Hotel La Florida linkar aquí
Bonus Track: no todas las terrazas tienen vistas. Entre las terrazas sin vistas, las que ocupan los clásicos patios interiores del Eixample barcelonés os sugiero mis tres favoritas en el centro: Hotel IndigoAlma Hotel y Room Mate Pau, o en la zona alta ABaC Barcelona que tiene una terraza cual jardín privado de mansión señorial o el discretísimo Hotel Primero Primera. Lo más. Son, sin duda grandes elecciones para luchar contra el calor y disfrutar del aire libre en el corazón de la ciudad condal. Más sobre estas terrazas "secretas" en este artículo

NB: Las fotos han estado cedidas en su mayoría por los propios hoteles