0 elementos
Cuando llevo unos días en el mismo hotel, al final muchos de sus empleados me conocen por mi nombre, «Good morning Miss Sònia«, «How are you Miss Graupera» y saben que me gusta la taza de té a medio llenar y lo mismo para el zumo de naranja. Saben que el huevo frito lo quiero sólo de un lado. Como en casa vaya, amiguetes.
Después del check out del siempre impecable Four Seasons Cairo at Nile Plaza, tomé un taxí de los blancos, con taxímetro hasta el aeropuerto. Llegué a preguntarme si el desdentado taxi sabía dónde me llevaba pues cruzamos caminos de tierra, mulas cargadas de neumáticos, pueblos abandonados… pero llegamos. imagino que salir de mi burbuja de lujo y cruzar el Cairo real debe ser eso.
Check in, y un par de horas de espera. Todo bien.
Avión de EgyptAir un poco atrotinado pero llegué bien al pequeño aeropuerto de Aswan. 

 Me esperaba un sonriente empleado del Resort Mövenpick y en 30 minutos nos plantamos hasta el centro de la ciudad y un ferry con otros turistas que se dirigían al hotel, cruzó en cinco minutitos el Nilo hasta la isla Elephantine donde está situado el Mövenpick Resort Aswan. Empieza mi experiencia #stayMovenpick

El Resort Mövenpick está en la isla Elephantine, y tiene su historia, construido en 1.972, fue un hotel Oberoi hasta el 2.004 que lo empezó a gestionar la cadena suiza Mövenpick. Dispone de 230 habitaciones (la mía es una suite con la cama en la planta superior) y 179 en construcción que teóricamente en 1 año estarán listas junto a las salas de reuniones nuevas. El spa está reformándose, por lo tanto ni lo he podido ver, pero me dicen que promete. La piscina es enorma y de las infinitas, de las que me gustan con vistas a Aswan.
La torre principal, donde se ubica el Panorama restaurant en su planta 13. Famoso entre los sibaritas locales.

Desayuno con todo lo deseable, su Nutella incluida. Oh yesss!
Mis fotos linkar aquí

Todo muy, pero mejorable dos cosas no disponen de wifi en las habitaciones (internet es por cable, algo es algo) y el televisor tiene mínimo 10 años, una caja tonta de las que ya no se fabrican. Me dicen que las tienen previsto cambiar en 2.013. Es bien.
Super recomendable e idealmente hubiese sido tener más tiempo para disfrutarle, pero una sóla noche es lo que he estado yo aquí.
En 1 horita empiezo mi crucero por el Nilo con Mövenpick,  el primero de mi vida. Iré contando.